Decir lo siento para dar las gracias

La entrada de hoy es una de esas que me da miedo publicar. Una de esas en las que digo lo que pienso, en lugar de mostrar algo que me hace gracia o me parece curioso. En el pasado me he arrepentido de publicar cosas así pero cuando pasa un tiempo me entra el gusanillo y me dan ganas de soltarlo. Después de todo, este es un blog personal, ¿no? – así que, allá voy

A menudo se identifica Japón como un país exquisito, por sus tradiciones, cultura, por sus costumbres… pero todo eso, es sólo lo que uno puede leer en blogs como el mío, ver en la TV, en películas, en anime y en manga. Muchos se enamoran así de Japón. Tras pasar ya varios años en Tokio tengo la sensación de haber encontrado la verdadera sensibilidad de los japoneses: Pensar siempre en los demás, antes que en uno mismo… hasta niveles, que nos sorprenderían. Uno lo nota en pequeños detalles… cuando te dicen disculpa o lo siento (すみません, sumimasen) para darte las gracias, por ejemplo; Es algo que choca bastante. Imaginaros la escena en España… estáis con un amigo en un restaurante, y os sirve agua amablemente. Le contestamos ‘disculpa’… y el amigo, probablemente, nos mire con cara un poco extrañada. Salimos del restaurante, y al volver a casa en el ascensor, un vecino espera a nuestro lado a que se abra la puerta. Le cedemos paso amablemente, y nos dice ‘perdona…’ aunque, aparentemente, no nos ha hecho nada malo.

Esta sensibilidad, escapa a la percepción de muchos occidentales, y he visto como es ignorada incluso por extranjeros que llevan años viviendo aquí. Muchos otros, por supuesto, los que realmente se encuentran integrados en la sociedad japonesa, no sólo lo comprenden, sino que se comportan de la misma manera. ¿Y por qué hay que pedir perdón continuamente? – se preguntarán muchos… pues bueno, la respuesta, es que no están pidiendo disculpas o perdón. La verdad, es que están agradeciendo que te molestes en pensar en ellos antes que en ti mismo.

Pensar en los demás, es el modus operandi por defecto de un japonés en sociedad; En el trabajo, en un restaurante, en un parque… y al mismo tiempo, como no podía ser de otra manera en un país de contrates como es Japón, muchos hombres nunca ceden su sitio a una mujer (a menudo he visto como una pareja de novios llega al tren y el chico se sienta dejando a la chica de pié, que no sólo no se queja, si no que se pone a comprobar su correo en el móvil mientras el chico, como no podría ser de otra manera, se queda dormido a su lado), las mujeres no pasan necesariamente primero por las puertas (aquí da igual el sexo de una persona para ver quien pasa por la puerta, el primero que pasa es el invitado o persona ajena a ese lugar, y en condiciones de igualdad (compañeros de trabajo) el primero que llega a la puerta la mantiene abierta para los demás) y en ocasiones he visto como gente joven dormida o ensimismada en sus móviles no le cede el asiento a una persona mayor, esté o no esté en la zona reservada para ellos. En muchas cafeterías, es habitual ver a una pareja en donde el chico (o la chica) está dormido mientras el otro toma un café o juega con el móvil, o en donde los dos duermen… muchas parejas, no hablan. Este comportamiento, podría ser considerado egoista o poco considerado en España… es algo que allí, no recuerdo haber visto ni una vez. Para mi es inimaginable… ¿para qué vas a una cafetería entonces? mejor échate a dormir en casa (¡digo yo! )

Con esto, quiero decir que en todas partes hay maleducados y personas insensibles, y que generalizar, no es bueno – no todos somos iguales, obviamente; Pero si que he notado que los occidentales somos, en general, bastante más individualistas y no pensamos tanto en los demás como los japoneses. Ahora entro en un ascensor y no levanto la voz (en general, intento no levantar la voz en ninguna parte), cuando me dan una toallita para limpiarme al llegar a un restaurante hago una ligera reverencia dando las gracias con un ‘sumimasen’… me he acostumbrado a todas estas cosas y creo que comprendo mucho mejor cómo se puede sentir un japonés cuando llega un extranjero que no está habituado a esta ‘filosofía’ y se sienta extendiendo sus piernas hasta el lado contrario de la mesa, mira de lado al camarero y por supuesto habla en voz alta, para que las personas con las que habla nunca tengan dudas de cada sílaba que pronuncia, o si algo le hace gracia. Este extranjero-no-asimilado piensa que los japoneses son fríos y no externalizan mucho sus sentimientos, sobre todo en público, y a menudo llega a pensar que son robots, una comparación que les queda como un guante porque, claro, Japón es el país de la tecnología y cada vez sale un robot nuevo que sube escaleras en la TV, está diseñado en Japón en el 90% de los casos. Mientras tanto, no piensa que el mismo es demasiado ruidoso, sino que muestra afecto y calidez… porque él, no es un robot frío, que dice disculpe para dar las gracias y siempre está pendiente de si el otro lado se siente incómodo o si causa una molestia a alguien que no conoce. Después de todo, lleva toda su vida haciendo lo mismo sin que nadie le diga qué está bien o está mal; Es él, y todos los demás. Los japoneses robots, son todos los demás, y después ellos.

Cada detalle de la vida cotidiana de Japón, está regulado por estos dos puntos de vista. De hecho, uno de los peores exabruptos que se le puede soltar a un japonés, es que no tiene conciencia por los demás; Un día en un parque cerca de casa, vi como una mujer japonesa (o al menos asiática, porque nunca abrió la boca para decir nada) dejó que su perro orinara en la salida de bebidas de una máquina expendedora, y en la boca de la salida del cambio, que quedó totalmente inundada. La mujer miraba al perro mientras hacía sus necesidades como si fuera un árbol. Me sentó tan mal (yo mismo he usado esa máquina y ahora no me atrevo a hacerlo de nuevo, recordando ese día) que no pude reprimirme y le solté un 思いやり足りない (omoiyari tarinai – eres una desconsiderada – o, dicho más brúscamente, los demás te importan una mierda) y también le dije que el amo de ese perro era más sucio que el propio perro. Se que me pasé dos pueblos diciéndole eso a una desconocida, se que en cierta manera, avergoncé a los japoneses que estaban conmigo… se que rompí ciertas reglas que se utilizan para pensar en los demás antes que en uno mismo, como ‘evitar confrontamientos a toda costa’ o ‘decir lo que se piensa sin pensar en las consecuencias o como se siente esa persona’ pero sinceramente no pude evitarlo, me salió literalmente del alma. La mujer se quedó mirándome con la boca abierta (que le digan algo así a uno en la calle, y encima un extranjero delgado y con bigote, no le pasa a uno todos los días por estos lares), tiró de la correa del perro, que para ese momento ya estaba feliz y bien descargado, y se fue caminando en dirección contraria a donde iba yo, sin decir nada, y sin girar la cabeza. No debería haberlo hecho, y es posible que si hubiera medido mis palabras y hubiera sido más suave, las cosas hubieran ido mejor. Fuí muy bruto… pero esta, una de las cosas que no me gustan de Japón… a menudo, el no decir lo que uno piensa, está bien si con eso se consigue que la otra persona, aunque sea una desconsiderada, no se sienta mal. En Japón, por esta razón, se guarda uno las cosas continuamente. En el trabajo, con los amigos, con la familia… uno puede no estar de acuerdo y sugerir otras posibilidades pero es poco común que le diga lo que piensa realmente, si no se tiene mucha confianza con esa persona. Es por esto que a menudo, y a pesar de llevar aquí un tiempo, me pierdo; Es el dilema del tatemae (no decir lo que se piensa realmente) y el honne (decir lo que se piensa sin reparos)… comprenderlo, le ayuda a uno a vivir más cómodamente en este país… pero yo no obré adecuadamente y ahora me arrepiento. La razón, es simple: Tener razón, no le da derecho a uno a avergonzar públicamente a nadie. A veces parece que tener razón, nos convierte en jueces y nos da derecho a dejarlo bien claro y que todos lo vean; Nos da derecho a mostrar el camino de lo que es correcto. Esto, es un sentimiento muy español.

Me gustaría dejar claro que a mi me encanta ser español, no quiero volverme japonés ni pienso que alguien que dice lo que piensa siempre y además lo hace en voz alta, está haciendo algo malo; Cada cual es como es, y el tiempo, nos pone a todos en nuestro sitio tarde o temprano, para bien y para mal. Pero no me gusta que se diga que los japoneses son robots, sólo porque uno es incapaz de pensar en cómo se sentirá la persona que tiene en frente, y no me gusta hablar en voz alta en el tren, o en un ascensor, o en cualquier lugar que no esté pensado para eso (hay bares, discotecas, parques etc en donde uno puede hablar tan alto como guste sin ningún problema). No me gusta que no se piense en los demás. No se si me ha dado esta vena ahora que llevo un tiempo en Japón o si en España estaba tan acostumbrado que ni me daba cuenta (de hecho, no recuerdo haber estado con un amigo que hablara en voz alta en el Metro de Madrid), supongo que yo también era así antes. Quizás me estoy convirtiendo en un estirado o en un robot…

La imagen que acompaña esta entrada pertenece al usuario de Flickr JP in Dublin.

40 Comentarios en “Decir lo siento para dar las gracias”


  • Mira que está interesante esta entrada. Es curioso como las culturas pueden variar tanto, al grado de quedarte callado para no incomodar a quien esta haciendo algo “no correcto”. Pero bueno que siempre he pensado que asia es como un mundo aparte con sus evolución propia.

    Solo quiero apuntar algo que se me ocurrio al leer el titulo: ¿será que las personas dicen lo siento para disulparse por haber hecho que los tomaras en consideración por sobre ti mismo? es solo una idea loca, pero en ese mundo aparte creo que hasta podria tener algo de verdad ¿o no?

    Saludos.

    • @NH bueno, esa es la idea, agradecerte tu consideración, básicamente. Es una idea bastante simple y difícil de percibir en profundidad, al mismo tiempo.

  • Totalmente de acuerdo. Exactamente igual pienso yo, y también me ha salido mi lado español (o catalán, que somos peores a la hora de quejarnos) y le he soltado alguna a alguien cuando ha tirado algo al suelo, etc. Luego me arrepiento, pero curiosamente lo vuelvo a hacer ^.^’
    Lo ideal, bajo mi etnocéntrico punto de vista,sería aunar lo mejor de las dos culturas, aunque eso sin duda daría lugar a conflictos viviendo aquí.
    Por cierto, creo que te estás volviendo más japonés de lo que piensas. Es inevitable vivendo aquí si te has adaptado a esta cultura.

  • Cuando estuve en japón, también estuve a punto de llamar la atención por alguna pequeña acción incívica, tenía pensado hacerlo de forma diplomática, pero al ver que los autóctonos estaban viendo lo que pasaba y no decían nada, y que posiblemente no me entenderían, no hice nada.

    Por otra parte hay mucho contraste en lo amable, servicial y respetuosa con los demás que es la gente. He visto una mujer paseando un perrito y éste al mear, la mujer sacaba un spray de agua y diluía la meada. Aquí impensable. Sin embargo, para entrar en el metro… tonto el último. Los que van en bicicleta son los reyes de la acera. Y los conductores, primero son ellos y los demás no existen, los pasos cebras sólo son rayas pintadas en el suelo, eso sí, ni un coche sucio.

  • Muy interesante!

    Bueno, y cual de las diferentes “fórmulas” de perdón se utiliza? ¿Sumimasen? ¿Gomennasai? ¿Gomenkudasai? ¿Otro?

    • @Miguel Michán depende de cada situación. Para dar las gracias o decir perdón por las molestias, lo más habitual por lo que yo he visto, es sumimasen.

  • Hola!
    Acabo de descubrir tu log, y me parecio super interesante lo que contas en este posting. Me parecio peculiar lo que mencionas acerca de la predominancia del “otro” en cuanto a las acciones; encuentro que es muy similar a la cultura latinoamericana (o argentina)(si bien no usamos el “lo siento” para denotar agradecimiento.

    Una vez mas, gracias por abrir una ventana tan detallada a la cultura japonesa! te sigo leyendo.

    Un abrazo desde una Alemania soleada pero gelida!

    JUAN

  • Muy interesante el artículo. Los contrastes culturales son enormes. Pero… ¿De verdad supuso una vergüenza para tus amigos que recriminaras a la dueña del perro? Debería de haber una escala ¿no?

    Si realmente los japoneses valoran hasta tal punto el “pensar en los demás”, deberían de sacrificar el “evitar la confrontación” para lograr el bienestar de la mayoría (¿Cómo se llamaba la corriente filosófica que ponía a la mayoría sobre el individuo?)

    Al final, en cualquier “forma de ser” social/cultural encuentras una contradicción.

  • Me ha gustado mucho esta entrada!

    Es un placer leer tus entradas!

    Saludos desde Tarragona

  • En primer lugar … “están agradeciendo que te molestes en pensar en ellos antes que en ti mismo ” … es así (en la mayoría de los japoneses) aunque tal vez algunos (o muchos) no piensen que es así. Como japonesa, quiero agradecer ese sentimiento que hay dentro de tí.
    Que los occidentales son más individualistas que los japoneses, es cierto, pero no todos los occidentales … según mi experiencia, depende del país, depende del sistema de educación del país de esos occidentales
    Sobre esa mujer que dejó orinar a su perro en un lugar donde no debería haberlo hecho, yo también hubiera hecho lo mismo … porque pienso que eso no tiene nada que ver con el omoiyari, y por eso no tienes por qué arrepentirte de lo que dijiste.
    Lo del honne y tatemae … como es una “cultura” que todos los japoneses lo llevamos colgado, los occidentales piensan que ellos no lo tienen (porque eso es cosa de los japoneses) pero lo tienen (hablo de mis experiencias de todos los días).
    ” … mostrar el camino de lo que es correcto. Esto, es un sentimiento muy español ” … en el caso de esa señora con el perro, pienso que sí, pero yo entiendo el sentimiento español de otra manera, pero mejor no lo digo porque no quiero que me maten (思いやり、思いやり!だから言わないでおこう・笑) :mrgreen:
    Y por último, todo lo que escribí es solo mi opinión, la opinión de una japonesa … que habla de sus experiencias

    Espero no haber molestado ni a tí ni a nadie con mis palabras (日本人としての気持ちです)
    Un abrazo.

    PD: sobre el comentario de que “te estás volviendo más japonés de lo que piensas”, yo pienso que no es así, UnGatoNipón es un chico muy español, que de a poco, está comprendiendo el carácter japonés … y la entrada de hoy es una parte de ese sentimiento

  • Genial post una vez más. Tu capacidad de asimilación y observación es genial y nos enseña mucho a todos. ¡Gracias! Como siempre, la comparación es la vara de medir las culturas.

  • Muy interesante, pero no exclusivo de Japón aunque digamos que allí esta “institucionalizado” o sea es parte integral de la educación que recibes y a todo el mundo le parece lo normal.

    Aquí tambien (al menos yo) se tiene el dilema entre ser sincero o callarte las cosas por no hacer daño, ofender etc… el equilibrio es dificil ya que de hecho no te puedes guardar todo, y tampoco puedes ser totalmente sincero al 100% todo el tiempo, si lo eres al final eres considerado un “borde” y si te lo guardas todo al final acabas explotando (inevitable), a veces por cualquier tontería, o bien por algo que se sale tanto de la escala de aguante que explotas porque no hay otra que fue precisamente lo que te pasó a ti con la señora del perro.
    Por cierto, vale que te pasaste, pero ¿Cuanta gente habrá pensado que esa señora estaba haciendo mal y por ser “educado” no ha dicho nada? A mi cuando me lo contaste delante de la propia maquina alucinaba, ya que ese comportamiento no me cuadraba para nada en gente de alli.

    Por supuesto eso no quita, al menos desde mi humilde punto de vista, que la gente aquí en nuestra tierra es en comparación mas maleducada que en Japón (y en esto no estoy generalizado por hacerlo es la pura verdad), al menos esa es mi percepción y lo malo es que vamos a peor. Y encima no se te ocurra recriminar a nadie aunque sea de forma educada porque es la mejor manera de iniciar una discusión o algo peor.

  • Me ha encantado esta entrada, y la profundidad con la que se ha tratado.
    Has conseguido que por intervalos me haya puesto en la piel de un japonés y en la de un español, entendiendo ambas posturas perfectamente.
    Un placer poder leerte.

  • Ya ves que “sincerarte” hacer que la gente comente mucho más, y también que el mensaje cale más hondo. La verdad es que lo que comentas es algo que cuesta mucho tiempo apreciar. Yo no puedo decir ni de lejos que haya asimilado algo así, mi conocimiento de esta forma de actuar es más teórico que práctico, pero yo siempre lo había interpretado de la forma que comentas, pides “perdón” porque el otro se toma molestias por ti. Pero no quiero extenderme más en esto.

    Solo decir que lo que tiene de bueno el intercambio cultural es que podemos aprender de las cosas positivas y negativas de las otras culturas, al mismo tiempo que nos damos cuenta de nuestras propias cosas positivas y negativas, una vez conseguido, podemos asimilar solo las que nos interesan

  • Entiendo que la cultura japonesa está llena de matices y que es completamente distinta a la europea, pero de igual manera existen esas diferencias no tan lejos de Espaňa. Donde vivo, en República Checa, el carácter es una mezcla entre germánico y “no sé qué” de aquí. No se habla en voz alta -es de mala educación-, no suelen reprochar a nadie nada en público, y siempre dan las gracias y piden perdón. Eso sí, en el transporte público son educadísimos, y por supuesto no ves a nadie dormir en un bar cuando está con alguien… a no ser que sea de noche y haya bebido unas cuantas cervezas, que en ese caso vaya si se ve a alguien sobre la barra dormido! (tengo un amigo que se queda dormido siempre que bebe).

    No es lo mismo, está claro Pero la diferencia estriba en la cultura mediterránea, que es muy fuerte. Tenemos una cultura que es muy “bruta”: gritamos, decimos los que nos da la gana, somos bruscos, no damos las gracias ni decimos perdón, no tratamos de usted a nadie… los italianos y griegos vienen a ser un poco lo mismo. La brutalidad es en cierto modo también aparente, porque tenemos también muchos matices y muchas reglas no escritas. De esto no te das cuenta hasta que estás fuera, cuando ves que la gente no entiende el concepto de que “siéntete como en casa” no hay que tomarlo literalmente, o que “quédate a cenar” no es más que una fórmula de cortesía en muchísimos casos y que depende del tono, el momento y el contexto.

  • Me han gustado mucho tus reflexiones, Gato, y la verdad es que yo también pienso muy a menudo en esto. No puedo decir que comprenda al 100% la cultura de Japón, ni mucho menos, ya que llevo tan solo 6 meses en el país y se necesita mucho más tiempo para asimilar sus sutilezas, pero por mi propio carácter creo tener cierta disposición para entender este sentimiento.

    A mí me han reprochado muchas veces el hecho de no mostrar mi opinión para no incomodar a los demás o por disculparme demasiado, y esto no sólo en España, incluso japoneses me lo han dicho. En mi caso es más un carácter de personalidad que cultural, pero en cierto modo me ha permitido experimentar esta sensación desde dentro. Con eso no quiero decir que sea la manera correcta de afrontar las cosas, ya que a pesar de que se evitan muchos (muchísimos) conflictos, también es causa mucha frustración y quebraderos de cabeza, aunque no sea algo que se pueda ver por fuera. Quizás esta es una de las razones por las que que me siento más cómodo (almenos en el aspecto social) viviendo en Japón que en España…

    En fin, perdón si estas reflexiones personales no vienen a cuento (vaya, ya me he disculpado, y juro que no ha sido a propósito ^^;…), supongo que como has dicho, “el tiempo, nos pone a todos en nuestro sitio tarde o temprano, para bien y para mal”

  • Apenas me suscribí a tu blog con google reader, y la verdad me a gustado mucho, tus opiniones y el como describes la vida de los japoneses vistos desde el punto de vista occidental es muy grato.

    Aunque en tu blog, no veas la gente que te sigue, o el contador de vicitas no es muy alto, te aseguro, que muchos como yo te seguimos a travez de algun lector de noticias.

    Gracias

  • Una entrada magnífica, Me ha gustado mucho, la verdad. Y no creo que te estés convirtiendo en japonés ni dejes de ser quien eres, sino que forma parte del proceso de adaptación a una nueva cultura. A unos les cuesta más tiempo, a otros no tanto, otros simplemente ni lo intentan ni quieren.
    Mientras leía la entrada me vino una palabra a la mente: wa (和) – armonía.
    Un abrazo !!

  • La forma más linda de conocer una cultura, es meterse a fondo en los sentimientos más intrincados del lugar.
    Cuando decís: “Nos da derecho a mostrar el camino de lo que es correcto. Esto, es un sentimiento muy español.” me siento completamente identificado. Es muy uruguayo, también. Será porque este pueblo desciende de italianos y españoles en un 90 %.
    No está mal ni bien una forma de ser, u otra. Lo que puede estar mal es hacer sentir mal al prójimo, por la razón que sea.
    Hay que aprender a ser jueces en silencio, si no podemos dejar de serlo, ¿no?
    O aprender a comunicarnos de otra forma.

    Uruguay siempre fue catalogado como un país de gente solidaria, inteligente, y tolerante. No creo que haya cambiado; pero después de vivir en Japón un corto período, sentí que en cuanto a tolerancia y la conciencia social, están 50 años por delante nuestro.
    Con suerte.

    Da gusto seguir este blog.

  • Un post verdaderamente interesante y muy valiente por tu parte por admitir que cometiste un error, que debías ser educado, aún cuando sabes perfectamente que razón no te falta para enfadarte por algo así.

    Me ha gustado mucho el fragmento siguiente:
    “Tener razón, no le da derecho a uno a avergonzar públicamente a nadie. A veces parece que tener razón, nos convierte en jueces y nos da derecho a dejarlo bien claro y que todos lo vean; Nos da derecho a mostrar el camino de lo que es correcto.”

    Yo en ese aspecto soy muy japonesa, soy de las que calla para no molestar, pero también por ello lo he pasado mal, así que creo que lo ideal es alcanzar un término medio: decir lo que se piensa cuando la situación lo requiera, pero de una manera suave, intentando no hacer daño al otro.

    Un saludo.

  • Saludos:

    De hecho es una obligación el intervenir cuando ves que se comete una falta.
    Eso que ocurrío es una falta administrativa al hacerlo sobre un vending por daño a propiedad ajena, sancionado con una multa(obligando la reparación del daño…lavar), la verdad hasta barato se lo dejaste a la doña. Yo le hubiera dicho “Hay que ser Puerco, pero no con Sapillo”.

    Entonces el vandalismo es permisible para no ofender a los maleantes?

    Sapillo= coloquialismo por cisticerco

    Si no quieres ser avergonzado, no hagas nada vergonzoso…

    RESPONSABILIDAD CIVIL

  • Estoy de acuerdo con Nuria con el proceso de adaptación, ” A unos les cuesta más tiempo, a otros no tanto, otros simplemente ni lo intentan ni quieren ” …
    Abrazote.

  • En mi país, pasa casi lo mismo. Las personas también se disculpan en algunos casos para agradecer. Yo creo que es más que nada un “disculpe la molestia que le pude causar” y es curioso pero eso se entiende perfectamente.
    Lo que no entiendo bien es sentirse culpable por haber regañado a alguien que objetivamente estaba haciendo algo mal (ojo, no malo, mal). El destino hizo que por ahí pasara un no-japonés, para que aprendiera la lección. De lo contrario, haría la misma cosa siempre, sin entender que eso está mal. Quizás es la forma en que lo dijiste lo que te hace sentir mal. Bueno, a quien no le ha pasado.

    Saludos!

  • Interesante la reflexión de este post. Países distintos, culturas y formas de ser distintas. Gente que se adapta mejor u otros que simplemente “pasan” de conservar las formas en países ajenos al suyo.

    Lo que es la observación y los pequeños detalles, verdad?

    Un saludo!

  • gran post y tratas un temas interesante. Estoy de acuerdo en todo lo que has dicho, y desde luego no debemos generalizar. Me gusta como son los japoneses, y algunos españoles lo verian como algo retrogrado.
    Yo lo veo parecido a lo que dices, Tener razón, no le da derecho a uno a avergonzar públicamente a nadie….

  • Gato, si un japonés conduciendo por la ciudad encuentra un sitio para aparcar en el que caben dos coches, ¿como aparca su coche? En España el 90% de la gente lo deja en medio del hueco, impidiendo así que otra persona pueda beneficiarse.

  • Muy buen post,

    Yo tb habria dicho algo a la señora, es cuestión de respeto y la señora no lo tuvo ni lo tendrá (seguro que sigue haciendo lo mismo). No es cuestión sólo el ser japonesa, tambien cuenta el tema de la edad; es posible que piense que por ser mayor se le debe tener aún mas respeto y que se puede permitir ciertas “licencias” que los mas jóvenes aún no pueden o no deben.

    Maleducados los hay en todas partes. Llamar la atención a alguien en España supone levantar la voz y esperar a que el aludido te replique gritando aún mas (pensando en aquello de la mejor defensa es un buen ataque), y aquí en Japón llamar la atención a alguien es recibir como contestación NADA, un total gesto de desprecio-sorpresa-verguenza.

    He visto en varias ocasiones como japoneses llamaban la atención a otros japoneses, con los móviles en las zonas reservadas del tren, con las bicicletas mal aparcadas o timbrazos para pedir paso…En esos casos suelo quedarme mirando fijamente a la persona aludida, y ese simple gesto creo que sirve para confirmar a los implicados que pienso igual y que basta de actitudes asi de molestas.

    Si la gente no dice nada, poco a poco esos episodios de “hacer lo que quiera” se irán conviertiendo en actitudes normalizadas. He visto degradarse España hasta niveles insospechados y ahora que vivo en Japon desde hace años, me gustaria que no pasará lo mismo aqui.

    Gracias por tu blog

  • hola es la primera vez qeu comento en tu blog me gusta forma parte de mi cuarteto de blogs japoniles jijiji Kirainet flapyinjapan ajapon y un gato nipon pos yo creo que has escrito muy bien tus sentimmientos y me gusto como explocaste algo tan complicando en terminos tan mortales jejeje pero oye eres humano no te traumes además commo dices si te sientes tan mal la prox lo diras mas suave, pero la neta que cochina la tipaaaa como se atreve debio agarrarla la poliiii

  • ¿por qué los españoles hemos asumido que no tenemos tanta educación como otros países? Yo no creo que esto sea cierto, mis padres me enseñaron todo lo contrario: no se grita, se pide perdón, se dice gracias siempre, se saluda al cruzarse con un vecino…. de hecho cuando cedo el paso a alguien le digo “perdone pase Ud.”, como ellos me enseñaron (la frase más bonita en este aspecto, me la enseñó mi padre: la buena educación te abrirá muchas puertas y es cierto lo he comprobado muchas veces). El problema es que todo esto hay que practicarlo día a día.
    A mí también me llamó la atención ese sentimiento de los japoneses de pensar siempre en el bien colectivo antes que en uno mismo, pero es verdad, también hay excepciones y la señora del perrito es una de ellas; yo creo que hiciste muy bien, porque la primera en ignorar a los demás fue ella y a este tipo de personas no viene nada mal sacarles los colores.

  • No se si felicitarte o darte las gracias por compartir tantos y tan diversos sentimientos! Pocas veces un post me hace sentir o vivir los sentimientos de la persona que lo escribe o que lo vivio… Y es por que en estos momentos los blogs son mas informativos que Personales! De verdad Gracias por comparit con todos nosotros tus sentimientos y Felicidades por haberlo hecho de una manera tan atinada, Saludos!!!

  • El “sumimasen” que se usa para “dar las gracias” es equivalente no solo a “disculpe” sino a “disculpe por la molestia”. Eso se puede ver muy bien en el lenguaje de sordos japones, que usan 2 movimientos para decir “sumimasen” hacen primero el de molestia y luego el de perdon. Sumimasen es una palabra de varias utilidades, para pedir algo tambien se puede decir, para llamar a un empleado de tienda o bar (impensable en Spain llamar al camarero diciendole “perdon por la molestia, me puede poner un cafe por favor?”). Cuando has usado el “sumimasen” para pedir sueles dar las gracias con “arigato” y no repites la disculpa, pero cuando es algo de un solo acto puedes usar cualquiera de las dos, aunque con arigato demuestras “solo” tu agradecimiento y con “sumimasen demuestras tu agradecimiento y tambien tu “pesar” por las molestias que causas.

  • ME HE KEDADO SIN PALABRAS DESPUES DE LEER TU ENTRADA
    POR BLOGS EN LOS QUE HE PODIDO LEER Y POR COMENTARIOS QUE HE ESCUCHADO ME HE DADO CUENTA DE ESA PARTE DE JAPON ES CIERTO LA MAYORIA AMA EL PAIS POR COSAS COMO EN ANIME O EL MANGA PERO LA FORMA DE VIDA QUE ESTAN ESCRITAS DENTRO ES A VECES UN POCO ALEJADA DE LA REALIDAD ( Y VAMOS YO NO CONOSCO JAPON ASI K NO PUEDO DECIR MUCHO AL RESPECTO) PERO NO SIEMPRE LO QUE SE VEO LO QUE SE LEE, ES LA VERDAD.

  • Muy interesante tu análisis de ésta realidad Gato. Ahora que volví a estar inmerso en éste nuevo mundo japonés, empiezo a percibir también todas éstas sutilezas que muestran los japoneses. Nadie realmente puede decir que tenga la cultura a imitar, o las costumbres a copiar. Los japoneses son como son, y para ellos ser como son es lo habitual. Para los occidentales, ser como somos es lo habitual. Cada quien tiene su ámbito de vida. Esto parte desde cada persona misma, pues somos todos todos diferentes. Por ello, ni las sociedades son homogéneas. Lo negativo que yo percibo del mundo japonés es que se piensa tanto en la comunidad, que el individuo desaparece, y quedan como aislados, desvalorizados, despreciados como persona. Quizás ya sea el otro extremo también. La sociología podría darnos mayor idea de ésta realidad. Lo importante es respetar el ámbito en que uno se desenvuelve, sean o no las propias costumbres. Saludos!

  • He encontrado esta página por pura casualidad y me he entretenido un rato leyendo todo tipo de opiniones interesantes. Enhorabuena, UnGatoNipón.
    Yo tuve la suerte de estudiar japonés con el director del Instituto Nacional de la Lengua, 国立国語研究所, hace ya muchos años, Osamu Mizutani. Según él, “sumimasen” viene directamente del verbo “sumu”, por lo que literalmente significa que “no se ha acabado”. Traducido a algo más español, algo así como “que te debo una y a la próxima haré algo por ayudarte”.

  • Coincido en bastante de lo que ha dicho jano. Considero que los españoles no son maleducados… y no entiendo por que se dice lo contrario (generalmente, los propios españoles son los que se degradan a ese nivel).

    La cultura española es muy ruda. Hay que tener en cuenta que la historia de ese pais se ha escrito con sangre desde sus cimientos, y a base de batallas, y batallas, y mas batallas. Los espñaoles autoctonos son belicos desde que pisaron esas tierras por primera vez, y no ha habido civilizacion que no haya temido la impavidez española (tito livio, romano el, hablaba de los españoles como si fueran demonios. Seres a los que hay que temer por su fiereza).

    ¿Por que digo todo esto?, porque es evidente que un español no rehuye los enfrentamientos, cualquiera lo ve.

    Sin embargo, tal y como se apunta, existen los matices. No se trata mal a la gente si antes no te ha hecho daño a ti (otra cosa es que en estos tiempos modernos, en los que la vida es ciertamente complicada en ese pais, la gente ande histerica perdida por la calle. Un japones se encierra en su cuarto, o se suicida por verguenza… un español saca su vena mas espartana, y se enfrenta a lo que sea, y como sea. Lo cual, da lugar a ciertos escandalos, todo sea dicho).

    Para definir rapido la cultura española, lo suyo es decir que es “intimamente social”. Muy preocupada por sus circulos sociales mas intimos, pero a la vez, se enseña que no hay nada que ocultar. Esta es una de las bases de la cultura española.

    …mas alla de esto, te encuentras ademas con que es un pueblo capaz de ser increiblemente sofisticado, comprometido con las causas comunes cuando algo supera los limites (que debido a su rudeza, suelen ser muy altos), y muy comprensivo. El sentido de la justicia es la causa de ese intervencionismo… si un español ve algo que esta muy mal, raro sera que se esconda, o no haga nada de alguna manera. Ya se ha comentado antes “mostrar el camino correcto”, a mi me parece la mejor manera de “aprender” (esperar a que la gente se de cuenta de sus fallos, es un derroche de tiempo).

    Ironicamente, no hay compasion para los que se tuercen del camino correcto. Esto es lo unico que veo muy contrario a la cultura japonesa, por lo que estoy leyendo.

    ¿Que es lo malo de esta cultura?… pues que no hay mesura, y esto puede dar lugar a que se te tilde de maleducado por otras culturas. Ya sea por voceras, o por meterte donde no te llaman (que tambien pasa, pero generalmente, por el descuido de no pensar las cosas dos veces, no por ganas de molestar).

    Para terminar, dire que no hay que confundir la ignorancia con una mala cultura vial. La cultura vial española es excelente… lo que ocurre es que cada vez mas sobran los inadaptados, pero esto es generado por otras cuasas, ajenas a la forma de ser.

  • Buenas. Hace ya un tiempo que leo algunas entradas de este blog, pero hasta ahora no había comentado en ninguna.

    En primer lugar, quiero aclarar que mi opinión sobre los japoneses se basa principalmente en lo que he ido viendo en animes y mangas a lo largo de prácticamente toda la vida, y que sé y entiendo que la imagen que uno saca de ahí debe distar (y dista) bastante de la realidad. Aún así, más o menos con esa información y alguna otra de reportajes, artículos o blogs como éste, tengo una idea más o menos formada del tipo de carácter de los japoneses (en general, claro está), que es lo que quiero comentar, entre otras cosas para saber en qué medida esa imagen que tengo de ellos es o no acertada.

    A lo que iba. A mí una de las cosas que no me gustan de los japoneses es que piden perdón continuamente. No recuerdo haber visto eso de utilizar un “sumimasen” para dar las gracias, pero sí que, en las series al menos, es una expresión que se aprende rápidamente por lo que se repite. Desde luego que pedir disculpas es algo muy noble, pero me parece que muchas veces piden perdón por algo que ni siquiera es responsabilidad suya (como “perdón por haberme enfermado y haberte preocupado”, o cosas así). Y bueno, teniendo en cuenta que aquí en España a veces es imposible obtener una disculpa aun cuando el otro te ha ofendido claramente… pues se me hace raro, pero además un poco pesado.

    Por otra parte, me ha hecho gracia eso de que hay quien piensa que los japoneses son como robots. Yo no pienso eso, pero sí que entiendo que haya quien pueda creerlo, porque a veces parecen inmutables. Pero a mi parecer, esa inmutabilidad no es frialdad, porque creo que al contrario, sí que son muy sentidos y muy empáticos, pero son demasiado contenidos. O al menos, esa es la sensación que a mí me da. Es como si viesen mal expresar lo que sienten o decir lo que piensan… y eso tampoco me gusta. Da la impresión de que sean muy “falsos”. Creo que está bien tener en cuenta a los demás a la hora de decir lo que tú piensas y todo eso, pero tampoco me parece bien guardar tantas cosas para uno con tal de no molestar, porque así me parece complicado llegar a conocer bien a alguien…

    En fin, perdón por el ladrillo y por las posibles barbaridades que debo haber soltado, pero no he podido evitar decirlo xD. Saludos, y enhorabuena por el blog.

    • @[_La NaDa_] cada persona siente las cosas de diferente manera. Hay de todo, gente que esa forma de pensar le parece falsa, gente que piensa que es humilde… yo no sabría decir cual es la correcta o la incorrecta, no siento que sea nadie que tenga la certeza de lo que es ‘bueno’ o ‘malo’ pero a mi me gusta esta forma de pensar de los japoneses, o su humildad. Los demás siempre por delante de uno mismo.

  • ¡Hola!

    Me gusta tu blog, está muy interesante.

    Este tema en particular me llamó la atención. Pero sin entrar en generalizaciones, ni encasillar a nadie por su nación, creo que a todos nos pasa alguna vez que sentimos la necesidad de exponer una verdad, a veces casi inconscientemente de forma un poco avinagrada. En algunos lugares es menos frecuente y en otros lados es normal (bueno, si es que se le puede llamar así).

    Cada país tiene su cultura y creo que debemos rescatar lo mejor de cada lugar y difundirlo, esperando de esta forma que las personas se concienticen, fomentando a su vez a una comprensión mutua y común.

    Gracias y saludos.

Publica un comentario

 
Publicidad
Sígueme en Twitter :)

Mis videos

Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr
Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr

Categorías

Hanko (sello) de UnGatoNipón
Publicidad