Un año desde el día del gran terremoto y todo lo que vino después

Hace un día, volví a Japón. Hace justo un año, era Viernes, y no Domingo como ahora. Un par de días antes había sentido el terremoto más grande que había experimentado hasta la fecha, sin saber lo que vendría después. A la hora de publicar esta entrada, yo estaba caminando a la altura de la Tokyo Tower, a menos de medio camino entre mi lugar de trabajo y mi casa. Sólo llevaba una hora de las cinco que tardé en volver a casa. Por la calle, como si fuera una manifestación, las aceras estaban llenas de gente. Se podían notar las réplicas del gran terremoto cada poco tiempo, y ver farolas o edificios meneándose ligeramente. La gente hacía cola en las caminas de teléfono de los parques, y en las tiendas de bicicletas, que se quedaron sin existencias y abrieron hasta tarde. Las cafeterías y restaurantes también estaban llenas de salaryman y salarywoman. En las TV, no paraban de pasar imágenes del tsunami y en muchos canales sólo echaban una y otra vez el mismo anuncio de AC, en concreto este de aquí abajo. Tengo esa melodía grabada a fuego en la cabeza. Estoy seguro de que nunca jamás la olvidaré, porque he debido de escucharla literalmente miles de veces. Como si fuera una broma de mal gusto, este anuncio se sucedía una y otra vez de manera continua, durante semanas.

En los 17 kilómetros de recorrido, pasé por Akihabara, y los canales de agua estaban a rebosar, con una fuerza inusual. Ese fue el primer síntoma que vi, en persona, de que algo poco habitual pasaba con el Mar. Al leer las noticias en el móvil (no se podían hacer llamadas, pero Internet funcionaba perfectamente – incluso llegué a hacer una videollamada por Skype con mi familia para tranquilizarles, según caminaba por la calle) me quedé realmente horrorizado de lo que había pasado en la costa de Tohoku. Esto, ya lo sabemos todos… el famoso problema de la central nuclear de Fukushima y todo lo que vino después. Cuando hice esta foto, nunca pensé en todo lo que podría venir después.

En sólo unas pocas horas, un feliz Viernes cualquiera se convirtió en algo totalmente surrealista. Los terremotos, el tsunami… eso es algo que se podría esperar. Lo de la central nuclear era algo impensable que pasara en un país como Japón.

Ahora ha pasado un año de todo eso, y ha pasado muy rápido. En este tiempo me ha dado tiempo a ver muchos aspectos de Japón, muchos de los cuales todavía hoy no entiendo, y me ha hecho tomar decisiones realmente difíciles mientras estaba bajo una presión sencillamente brutal. Al final todo ha salido bien para los que tenemos la suerte de vivir en Tokio. Japón es muy grande y aunque en el extranjero se generalice y se hable de reconstruir el archipiélago nipón, o sólo se hable de la central nuclear, la verdad es que son las familias de la costa de Tohoku con el tsunami los que realmente lo han perdido todo y en donde miles de almas desaparecieron en cuestión de minutos. Todo esto da mucho que pensar y hace ver la vida de otra manera… esto es lo que más ha cambiado en mi forma de ser.

Antes me agobiaba por el trabajo, por cualquier problema que no supiera bien cómo solucionar, por cosas que en realidad, no eran tan importantes, pero que en aquel momento parecían serlo. Tras ver cómo se meneaba la torre en donde estaba ese día a las 14:26 y el auténtico miedo que pasé, y todo lo que viví después, tras vivir una auténtica película y escenas que ves y a pesar de eso son difíciles de creer, me tomo la vida de otra manera. Las cosas en Tokio no han cambiado nada… en verano hubo ahorros de electricidad, las estaciones y konbinis tenían menos luz prendida de la habitual (lo cual agradezco personalmente, porque antes quemaban las cejas con la iluminación) y algunas escaleras mecánicas estaban paradas. Era difícil conseguir leche y productos que caducan pronto en las tiendas, durante unas semanas. Pero todo eso pasó y la verdad es que a alguien lo ponen en Tokio hoy en día, y no le dicen que aquí pasó algo así hace justo un año, nunca se daría cuenta. La gente sigue como si nada con su vida, comprando en los supermercados como siempre, bebiendo en los izakayas, tomando esos cafés con leche en lata que tanto me gustan y que se pueden comprar en cualquier máquina expendedora a lo largo y ancho del país.

En la TV hay muchos programas que rememoran la memoria de las víctimas y lo que pasó ese día, como es natural, pero aparte de eso, realmente, fuera de la zona costera de Tohoku y los 20 km alrededor de la central de Fukushima Daiichi, parece que nunca hubiera pasado nada.

Por eso… y como este país tiene tanto que ofrecer, a todos los que tengan dudas sobre si venir o no Japón, no me cansaré de repetir que vengan, que puede ser barato, sobre todo ahora, y que la mejor manera de apoyar a todos los japoneses es venir aquí, ver por uno mismo que hay mucho más que disfrutar en Japón y al volver, contárselo a todo el mundo para que vengan también. En este país han pasado cosas mucho peores que esta, no hace muchas décadas, y lo han superado como si no costara esfuerzo, convirtiéndose en una potencia mundial de primer orden… y lo volverán a hacer, eso es una de las cosas de las que no tengo ninguna duda.

33 Comentarios en “Un año desde el día del gran terremoto y todo lo que vino después”


  • Yo tampoco podré olvidar nunca ese 11 de marzo de 2011. La primera noticia que tuve del terremoto fue en Twitter, poco después de levantarme. Es más, creo que lo leí de ti. Me preocupé porque sólo 3 semanas después estaría allí, de luna de miel. Pero como dos días antes había habido otro terremoto bastante fuerte sin mayores consecuencias, pensé que no afectaría a mis planes.

    Luego, en la oficina, me conecté al streaming de NHK. Empezaron a hablar del tsunami. Me pasé la mañana con las noticias de fondo, mientras trabajaba. Intercambié emails con la familia. Empezaron las primeras preguntas: “¿Vais a cancelar el viaje?”. Mi respuesta: “No”.

    De hecho, esa misma tarde fui a buscar los Japan Rail Pass. Me negaba a aceptar la realidad. Era el viaje de mis sueños, mi luna de miel. Llevaba un año preparándolo. Me sabía la guía de viajes y los mapas de memoria. Había empezado a aprender japonés. Simplemente, no podía ser.

    Pero… tres días después, el lunes 14, empecé los trámites para cancelarlo todo: billetes de avión, JRP, hoteles… en fin. Qué te voy a contar

    Eso sí: este año voy a Japón, pase lo que pase. ¡He dicho!

    • @ ChicaGeek Aquí nos veremos, 楽しみにしてます Será genial verte de nuevo, y además por estos lares. No tengo duda de que lo pasarás genial.

  • Si eres mejor persona, más fuerte y serena después de todo, habrá valido la pena resistir toda esa presión. A seguir disfrutando de Japón y contarlo a los que no podemos!! Gracias.

  • Déjame decirte muchas gracias y no me preguntes el por qué.
    Un abrazo, “Gato”…

  • te conocí en esos días por twitter y después te seguí acá. eras todo lo que queria leer, y siempre me dabas paz. que loco. con los días tremendos que habías pasado, a mi, en argentina, me dabas paz…..

  • Que hermoso relato y gracias por pláticarnos de Japón, que siempre apoyaremos, en las malas y en las buenas. Amamos a Japón. PD. y sigue pláticandonos de Japón, que a través de tus ojos conoceremos más, y en un futuro no muy lejano esperamos estar en Japón. Un abrazo.

  • Todavía se me pone el vello de punta al recordar el terrible Marzo que pasé hace un año. Lo que no hizo, como mi familia deseaba, que abandonara mi sueño de ir a Japón. Pronto estaré por allí, promesa

  • Claro que si! No hay ningún problema de ir a Japón y lo decimos desde nuestra propia experiencia. Parte de nuestra iniciativa y sobre todo ahora que este verano queremos volver a Tokyo, no es solo enseñar que Japón es un gran país sino que ademas hay infinidad de motivos para visitarlo.

    Gran aportación, como siempre

  • Hola Gato, despues de mucho tiempo vuelvo a comentar.
    Fuí a Japón 5 días después del terremoto y tsunami, no hubo poder humano que me hiciera cancelar el viaje, además, quería estar segura que mi novio estuviera bien.
    Los 3 meses que pasé en Japón no dejó de moverse la tierra, pero la calma que la gente transmitía me hacían estar mas segura.
    No me arrepiento de haber ido y estoy esperando volver, ojalá sea pronto.
    No olvido tu ayuda, arigatoo.
    Saludos y cuídate.

    • @una de Vigo me alegro de que lo pasaras bien a pesar de haber sido uno de los momentos más difíciles para venir. Ojalá vuelvas pronto!

  • Un abrazo para ti y para todo el pueblo japonés, es una fecha que no olvidaremos jamás.

  • Puedo entender un poco ese sentimiento, yo pase una semana horrible después del terremoto en Chile… Recuerdo esa noche que mas encima la pase en una casona de adobe, como era de noche nadie dimensionaba del todo los daños… pero nadie durmió, yo justo iba saliendo de mi trabajo y me toco recorrer las calles a las 4am sin la posibilidad de llegar a mi casa hasta la primera hora del día siguiente. Afortunadamente solo era confusión, semanas después me fui de vacaciones cerca del epicentro del terremoto y era horrible ver como las edificaciones estaban completamente destruidas, la gente andaba con miedo porque parecía que en cualquier momento las murallas se caerían sobre los peatones.
    Acá en Chile se hablo se agradeció mucho que fuera de noche, pues muchos estaban con sus familias y no era tanto lió, muy por el contrario cuando vi lo de japón solo pude pensar en lo triste que debe ser vivir algo tan extremo y que todos anden dispersos haciendo su día a día (Niños en escuelas, personas trabajando, gente de viaje, etc…). Me dio mucha pena, porque me gusta mucho japón, nunca he estado allí pero siento que lo conozco mucho porque me gusta su cultura, por eso cuando vi que salio el libro “tbo4japan” y que los fondos se irían directamente a la cruz roja japonesa, no dude en comprarlo.
    También me di cuenta de lo cerca que esta japón de Chile, siempre he pensado en el mundo como un papel (Suena absurdo), Chile en el extremo inferior izquierdo y japón muy lejos en el otro extremo y ahora como que lo siento mucho mas cerca de antes.
    Muchas gracias por compartir tu vida y pensamientos por aquí, las distancias realmente no se sienten… Saludos!

  • Querido Gato, un abrazo fuerte fuerte.

  • Ya ha pasado el aniversario y en mi opinión, ojalá no haya que andar recordándolo año tras año, no entiendo esa obsesión global por tener que recordar los desastres una vez cada año por el resto de nuestras vidas… Ni terremotos ni tsunamis, mi pasión por Japón es la misma, y como dices tú, que quien quiera visitarlo no tenga dudas!

    • @ Momijisan es inevitable, los medios tampoco pueden ignorar el hecho de los aniversarios. Se hace además con todas las cosas, no sólo las malas.

  • Hola Gato,bueno que decirte fuerza ,para adelante,la vida siempre es un desafío,estamos aquí y ahora disfrutémosla,gracias por compartir tus experiencias con los que esperamos llegar a Japón algún día y por cierto Felíz Cumple!!!! ,han dicho que hoy hubo un temblor y alerta de Tsunami así que bueno cuidate!! Tenshi

  • Emocionante relato, sobretodo la vivencia en carne propia, digna de admirar, por momentos me pongo a pensar, si hubiera tenido los mismos cojones que tu tuviste en su momento (aunque acá en mi país Chile vivimos uno de los peores terremotos 8.8M, pero fue mucho mas fácil porque tenia toda mi familia cerca). Te deseo la mejor de las suertes y no te rindas, por mucho que a veces la gente y los desastres naturales nos hechen para abajo los animos y ganas de surgir.

    Saludos
    Un abrazo desde Chile.

    • @ zerofx no se si tuve cojones, aunque si me asusté mucho pero con el subidón de adrenalina no te da tiempo a pensar mucho. Luego sólo fue un largo paseo.

  • mercedes pita àlvarez

    el año pasado en ,septiembre mi hijo estuvo en Japón Tokyo , es cientifico , i este año en Enero ha vuelto ha Tokyo por el trabajo , hace 2 meses que esta i el dia 14 de marzo del 2012 , me comentó por Skype que volvieron ha tener muchas replicas y una de 6,8 , con probabilidades de haber otro tsunami , estoy muy preocupada .. el hecho es por estar mi hijo , pero tambien por no querer ni inmaginarmelo , ni por un instante que volvieran a pasar por una desgracia tan grande , en este pais , tan i tan querido por mi … gracias por ser una gente tan pacifica i modelica para todo el mundo ……..

    • @mercedes desde ya mismo, déjate de preocupaciones. Tu hijo estará bien. Tokio está dentro de una bahía casi cerrada al Mar abierto, es muy difícil, por no decir imposible, que llegue un tsunami a Tokio que pueda hacer daño. Lo que hay ahora no son réplicas, son terremotos normales y corrientes, quizás un poco más intensos los dos últimos pero dentro denlo habitual en Japón. De verdad, puedes estar tranquila. Es probable que esté más seguro aquí que en España,

  • Fíjate que puse pocas veces la tele en mi estancia en Japón y me tragué ese anuncio varias veces XD, sí que lo debieron repetir bastante…

  • Hola.
    Perdona, pero tengo una duda. ¿Eso de “salarywoman” se usa de verdad, o es de tu propia cosecha?
    Me preguntaba si en Japón también hay gente que intenta hacer que el lenguaje japonés sea “políticamente correcto”.
    Saludos.

  • Gracias por contestar.

    Sí, supongo que ocurrirá en todos. Salvo tal vez en aquellos en los que la represión lo impida o haga peligrosa su práctica. Hablo por hablar, tampoco es que conozca todos los idiomas y todos los países. Desde luego sería muy irónico.

    Y por si te interesa, el término que sí existe es “career woman”.

    Saludos.

  • bueno mira te cuento para los mejores es mejor que vuelvan o se vallan
    donde les plazca te dire el por que , dado que japon esta estrategicamente en el peor sitio de la historia del rock yo aconsejaria a los que realmente son buenos y cada uno sabe si realmente es bueno que coja lo que ha ganado y se las pire hantes de 2 años , soy español
    y tengo los datos de todo el mundo , acordaros 2 años no 1 sino 2 . suerte compañeros y animo seguiremos siendo las mejores personas vayamos donde fueramos no tengais miedo no hay nadie mejor que nosotros

  • Hola Gato Nipón, quería preguntarte por qué dijiste que “La gente hacía cola en las caminas de teléfono de los parques, y en las tiendas de bicicletas”, por qué en especial en las tiendas de bicicletas?? ojalá no sea una pregunta ingenua, y también por qué el video que colgaste??
    Gracias,

    • @ Seca porque los móviles que no pueden usar Skype etc no podían hacer llamadas telefónicas, las cabinas telefónicas en la calle, si. Las bicis, para poder volver a casa para los que viven lejos, ya que no se podían usar las carreteras o el transporte público (trenes etc). Tu última pregunta, no la entiendo bien.

  • Interesante lo de las bicicletas… Estoy pensando en comprarme una porque me gusta andar en ellas y pensandolo bien pueden servir en casos de emergencia.

Publica un comentario

 
Publicidad
Sígueme en Twitter :)

Mis videos

Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr
Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr

Categorías

Hanko (sello) de UnGatoNipón
Publicidad