Pequeño truco para reducir el Spam físico en Japón


Como ya he publicado en anteriores ocasiones por alguna razón, en Japón uno recibe mucha más publicidad en su buzón de la que visto nunca. En España también he recibido publicidad en el buzón pero nunca tanto como ti. De hecho, si no vacío el buzón al menos una vez por semana, es imposible utilizarlo de nuevo porque simplemente no cabe nada más. En el anterior piso donde vivía usé este pequeño truco que ahora vuelvo utilizar y que es muy útil para evitar que el buzón se llene de publicidad, también conocida como spam físico.

¡No metas publicidad!

En la etiqueta que hay pegado en el buzón pone “no metas publicidad” (広告は入れないで下さい). No todo el mundo hace caso de este mensaje pero he podido comprobar que la cantidad de spam físico que recibo en el buzón es de unas cinco veces menos. Es algo que se tarda un minuto en hacer y que ahorra muchísimo tiempo en el futuro. Sin duda, muy recomendable por estos lares.

Anterior Tokyo Reverse, en donde todo el mundo camina al revés
Siguiente España parece volverse más popular en la TV japonesa

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *