Archivos del Mes para octubre, 2007

Simulador que usa Gran Turismo

En un centro de exposiciones que Toyota tiene en Odaiba, podeis subiros a este simulador de conducción que utiliza una PS3 con el Gran Turismo 4, y esa cabina que veis, con movimientos totalmente calcados de un coche real.

Simulador de Gran Turismo

Publicidad en todas partes

Una de las cosas que llama la atención de Japón es que es posible encontrar publicidad en prácticamente cualquier parte. En este caso, por ejemplo, me pareció curioso que pusieran publicidad en el posamanos de una escalera eléctrica. Ciértamente es un lugar a donde todo el mundo va a mirar tarde o temprano, aunque el formato, eso sí, es ciertamente… estrecho.

Publicidad en el posamanos

Odaiba

Odaiba, es, como ya he comentado en otros posts, una isla artificial en la Bahía de Tokyo, que es casi visita obligada si vas a estar en Tokyo más de un par de días. Las vistas por la noche desde esta isla, quitan el hipo, como podeis ver en esta foto que pongo aquí, y que he tomado yo mismo hace unas semanas.

Mi foto desde Odaiba

Tengo pensado preparar una zona de descargas para que podais descargar fotos como estas y usarlas como fondo de pantalla. Por falta de tiempo aún no lo puedo colgar en el blog pero estará online tan pronto termine de preparar todos los fondos.

En esta entrada, me gustaría hablar sobre cómo llegar a ella, y qué lugares dentro de la isla me gustan más. Para ir hasta Odaiba, hay varias maneras de llegar, pero la más común es utilizar la linea Yurikamome. Se trata de trenes totalmente automáticos, sin conductor, y que además circulan por un circuito elevado que va sorteando rascacielos según se acerca al puente colgante que une la isla con la ciudad, el Rainbow Bridge. Estos trenes, son en realidad autobuses eléctricos de varios coches porque utilizan neumáticos en lugar de ruedas metálicas, y por lo tanto no usan railes. Hace relativamente poco hubo un incidente con un tren que se quedó parado al fallar una de sus ruedas y aunque no hubo ningún tipo de daño personal, se cortó la línea como medida de seguridad y muchos se quedaron atrapados en los vehículos hasta que solucionaron el problema. Esto, es algo bastante inconcebible para un japonés, acostumbrado a que los servicios y los trenes sean siempre super puntuales y prácticos. Esta linea, de hecho, siempre se ha encontrado con muchos problemas ya que costó mucho dinero su construcción y sólo ahora se le empieza a sacar verdadero rendimiento económico.

Yurikamome sen

Sólamente subir a este tren, y ir circulando a una altura considerable entre rascacielos, mientras ves pasar el tren bala Shinkansen por debajo, ya hace que merezca la pena los 800 yen (un poco menos de 5€) que cuesta un billete que te permite subir y bajar en cualquier estación de la linea las veces que quieras durante ese día. Lo que realmente deja con la boca abierta es ir en el primer coche del convoy y ver como entras en el Rainbow Bridge, mientras das un giro de 180º sobre el mismísimo mar, solución que encontraron a la falta de espacio que implica colocar ahi el Puente, con un puerto totalmente edificado ya antes de sus construcción. En la foto de abajo, podeis ver la cabeza del tren, sin conductor, justo al salir de la primera estación de la linea, Shinbashi.

Cabeza Yurikamome

A todos los que vengais unos días a Tokyo, os recomiendo este paseo. Luego, al anochecer, bajar en la estación de Daiba, ya en la isla, y caminar hacia el Rainbow Bridge. Podreis ver una réplica de la Estatua de la Libertad de Nueva York, y si continuais caminando hasta la misma costa de la isla, bajando unas escaleras, podreis tener una de las mejores vistas de la Bahía, sin duda, espectacular-

Jackie Chan anunciando productos deportivos

Nadie como Jackie, uno de mis héroes, para anunciar máquinas de deporte en casa.

Jackie Chan

Encontré este anuncio en uno de los grandes centros comerciales, el Yodobashi Camera de Akihabara.

El Ikea de Japón

Necesitaba comprar una mesa para el salón de casa, que fuera sencilla y rápida de montar, y además que no fuera cara, de manera que cuando me vaya la pueda regalar o tirar. En Ikea, hay mesas que cumplen estos requisitos por unos 15€ y decidí que merecía la pena ir a por una a uno de estos hormigueros centros comerciales que ya conocía en España.

La primera impresión, la verdad, es que Ikea en Tokyo, está a tomar por saco. Hay dos, uno en Chiba (a medio camino entre el Aeropuerto de Narita y Tokyo, aunque más cerca de la ciudad y al lado del centro de exposiciones donde se celebró el último Tokyo Game Show) y otro en Yokohama. Ya que vivo cerca de Shibuya, en la parte Sur-Oeste de Tokyo, elegí el de Yokohama, que en teoría, me pilla más cerca. Después de dos trasbordos, llegué a Ikea, en total, unos 45 minutos de viaje, contando el tiempo del autobús. Para llegar allí hay que ir a la estación de Shin-Yokohama (la ‘nueva’ Yokohama), que además de estar en obras es bastante grande porque paran muchos Shinkansen (tren bala), y salir de ella hacia la zona donde están los taxis. Tras cruzarla, un autobús-lanzadera te lleva gratuitamente a la tienda.

Ikea de Yokohama

Una vez llegué allí, no parecía haber mucha gente, como parece en la foto… pero nada más lejos de la realidad. Fue entrar en la tienda, y absolutamente todo, era idéntico al Ikea que yo conocía. Cuando digo todo, lo digo en el sentido literal de la palabra. Si no fuera porque el precio de las cosas estaba en Yen en lugar de Euros y porque había algunos carteles en katakana, podría cerrar los ojos y imaginarme que he cruzado la puerta dokodemo de Doraemon y estoy en España – Esa puerta es uno de los inventos del gato cósmico que te permite teletransportarte instantáneamente a cualquier lugar. Tenía la misma ansiedad, estaba todo petado de gente, sencillamente lo mismo. Incluso los atajos en la tienda, que me he aprendido tras varios años de experiencia, estaban en el mismo lugar! En la foto de abajo de los nipones esperando a pagar en caja.

Nipones en Ikea

Como punto negativo, tengo que enviar lo que compré, y además de ser caro y de no garantizarme un margen de horas a la que van a traer las cosas a casa, tardan casi una semana en hacerme entrega de mis compras, ya pagadas. Tengo que esperar a que me llamen al móvil y dar un ‘salto’ a casa para recibir el paquete, y volver a la oficina corriendo. Desde luego, no siempre se tiene un ‘servicio perfecto’ en Japón. Junto a lo que están tardando en instalarme internet en casa, cada vez pienso más que en todas partes cuecen habas… :?


 
Publicidad
Sígueme en Twitter :)

Mis videos

Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr
Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr

Categorías

Hanko (sello) de UnGatoNipón
Publicidad