Avances en marketing para cafés


Desde luego, este café se lleva la palma. Lo vi y quería comprarlo. No sé por qué. Ni siquiera sabía que era café, al principio. Pero quería comprarlo. ¿Por qué? Porque el diseño de la botella, todo blanco, me recuerda algunas cosas que me gustan. Sí, lo sé, soy carne de márketing – yo suelo ser fácil de engañar en ese sentido. Así que nada, lo probé… y era agua con azucar y olor a café. Pero qué bonita es la botella…

Bonita botella, mal café

Da igual de qué empresa venga, este es el perfecto ejemplo de cómo el diseño y el marketing hacen comprar cosas que realmente no hacen falta…

Anterior 300 japoneses
Siguiente Yasuo Fukuda, presidente del PLD japonés

6 Comentarios

  1. 24 Septiembre, 2007
    Responder

    Ese mac escondido detrás de la foto… que lo delata el conector magsafe

  2. 24 Septiembre, 2007
    Responder

    Ya te digo que soy carne de marketing…

  3. Alsp
    24 Septiembre, 2007
    Responder

    A ver… se dice “consumidor compulsivo”

    Saludos

  4. Alsp
    24 Septiembre, 2007
    Responder

    estooooo… ¿o era impulsivo?
    Esto de la edad es terrible

  5. 24 Septiembre, 2007
    Responder

    Pues sí… dime lo de consumidor complsivo el próximo viernes a primera hora

  6. Alsp
    24 Septiembre, 2007
    Responder

    ahi es nada!!!!

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *