Akihabara de noche, vacía de gente durante el fin de semana debido al estado de emergencia

Akihabara es un lugar que habitualmente está lleno de gente. Aunque ya no es para mi tan emocionante como lo fue en 1999, cuando vine por primera vez a Japón, sigue siendo un lugar especial por los muchos buenos momentos que he pasado por ahí y porque siempre es de buen gusto tomarme un café con amigos, pasear por las salas recreativas que aún abundan allí, visitar las tiendas de ordenadores antiguos, las de anime, y mucho más. Ahora hay más edificios altos, menos tiendas interesantes y sobre todo un ejército de decenas (literalmente) de meidos (maids), chicas vestidas de mayordoma victoriana que intentan convencer a los viandantes de visitar sus cafés o espectáculos. Desde luego, la atmósfera que se respira ha cambiado, pero no tanto como estos días de pandemia de Covid, en los que está vigente el estado de emergencia, en japonés 緊急事態宣言 – Kinkyū jitai sengen, juego de palabras que inevitablemente me ha tocado aprender este año. En esta situación se pide a los comercios y restaurantes que cierren a las 20:00, y a esa hora está grabado este paseo por las principales calles de Akihabara, con alguna que otra meido pero prácticamente vacías de gente. Esto fue un sábado sobre las 21:00 horas. Es simplemente increíble ver Akihabara así de vacía un sábado a estas horas. Lo habitual, en condiciones normales, es que todo esto sea un bullicio de personas, carteles y neones encendidos por todas partes, tiendas y restaurantes llenos de gente… pero nada de eso se produce ahora.

También he captado algunas escenas con la cámara 360º para crear un vídeo realidad virtual, en el que tú decides a dónde mirar. Si utilizas un smartphone, abre el vídeo en la App de YouTube y símplemente muévelo a tu alrededor para elegir dónde mirar, como si estuvieras viendo una ventana, aunque podrías hacerlo también arrastrando la imagen del vídeo con el dedo. En un iPad o tablet Android, el resultado es bastante más llamativo, aunque obviamente no tanto como si utilizas unas gafas de realidad virtual, como las de PlayStation, Oculus etc. En ese caso, donde tú miras con tu propia cabeza, es el lugar en el que se puede disfrutar del vídeo.

La razón por la que no me muevo, es porque esta cámara es realmente muy mala en condiciones de poca luminosidad. He probado modos manuales, fijar velocidad de obturación, y nada permite conseguir algo decente. De día graba mucho mejor, pero de noche sólo sale algo mínimamente decente si no me muevo. Compruébalo por ti mismo, y atención al minuto 23:40 del vídeo porque en esa escena grabo algo especialmente interesante; Hay un restaurante de soba (fideos finos) del que sale un cliente que, por alguna razón, está muy alterado y ha discutido con alguien dentro. Al salir se da la vuelta y patea las puertas del restaurante de manera deliberada. Además, no lleva mascarilla.

Recuerda que para poder ver este vídeo es importante abrirlo en la App de YouTube.

¿Conoces mi canal de paseos por Japón?