Omamori


Un Omamori es un amuleto japonés, vendido en lugares religiosos (templos etc) que protegen al que lo posee de cosas malas o dan suerte; Se pueden comprar de todo tipo de cosas… para tener viajes seguros, para tener salud… para aprobar un examen, etc. Después de varios años viviendo en Japón, la verdad es que ya tengo una buena colección de Omamoris en casa y en la mochila, el coche… pero cada año acabo comprando más, y de alguna manera me he dado cuenta de que los estaba coleccionando. Son bonitos… y valen para cosas buenas

Mamoru (守る) significa proteger en japonés, y con la manera educada de llamarlo (poniendo O delante) se queda en Omamori, una ‘honorable protección’. Dentro de los bonitos sobres de tela decorados, hay un papel con una invocación o inscripción relacionada con lo que protegen. Cuando los compras, siempre te indican también en inglés para qué es cada Omamori. Según el diseño del Omamori, se puede saber a qué templo o Kami (Dios) pertenece. Los de la foto de arriba, son del Meiji Jingu. En esta entrada que publiqué hace casi cuatro años podéis ver éste templo. No llevaba mucho tiempo en Japón, de hecho fue el primer Invierno que pasé en Tokio, y de ahí que dijera ‘nunca había visto tanta nieve en Japón’… luego, fui a Hokkaido y si que vi nieve de verdad

Ahora mismo me encuentro en España de vacaciones, y traer Omamoris también es un buen regalo, sobre todo teniendo en cuenta que estás regalando buena suerte o ánimos para superar un trance. No suelen ser baratos… suelen costar unos 500 yen, a veces 800 yen (si son más grandes) o menos (300 yen) si son más pequeños, pero aún así, me he aficionado mucho a tener los de la mayoría de templos que visite. No soy especialmente supersticioso, pero de alguna manera no me van mal las cosas y me gustaría seguir esa tendencia… así que un poco por coleccionista, otro poco porque me encanta el diseño y colores que tienen, y otro por el ‘mejor si echa una mano con la suerte‘, compro muchos

Si vas a Japón, no dejes de comprar alguno, cuando vuelvas seguro que se convierte en uno de los mejores recuerdos que te puedes llevar de vuelta.

Anterior Tarjetas de año nuevo en Japón (nengajyō 年賀状)
Siguiente Ni se te ocurra volver a España ahora

25 Comentarios

  1. Mar Bonet
    30 enero, 2012
    Responder

    Sin duda una de las compras obligadas el día que vaya a Japón. No sabía de es existencia hasta hoy y aunque yo tampoco soy supersticiosa, nunca viene mal un poco de buena suerte extra

  2. Fabian
    30 enero, 2012
    Responder

    Tienes razón – ¡son MUY bonitos!
    Cuando traje algunos la primera vez, pensé que sería solamente una cursilaría – pero después me di cuenta de que son unos recuerdos y también regalos extraordinarios!

    Por cierto, quería decirte que me encanta tu blog! Como me interesa mucho Japón, tus textos siempre son muy interesantes (y las fotos son adecuadas para National Geographic!) y además puedo mejorar mi Español – así mato dos pájaros de un tiro

    Hmm y a riesgo de que sea indiscreto, te pregunto:
    ¿Cómo se presentó la oportunidad para ti de ir a Japón?
    ¿Qué trabajas allí?
    ¿Cómo aprendiste el japonés?

    Saludos y 頑張ってください,
    Fabian

  3. Fabian
    30 enero, 2012
    Responder

    *jaja*, lo siento por las preguntas – ahora, después de leer tu blog por más de un año, he encontrado la sección “Acerca de mi” – ahora, todo está claro, gracias
    Pero por supuesto no pasa nada si quieres añadir alguna información

    • 30 enero, 2012
      Responder

      @Fabian no hay problema, muchas gracias por leer mi blog Un saludo!

  4. 30 enero, 2012
    Responder

    Justamente acabo de comprar uno, es para el dinero… (ando escasa, que puedo decir?) me ha parecido muy bonito, y la moneda que coloque dentro la hemos lavado en la fuente antes de colocarla… es el primero, así que esta verde que logre una colección como la tuya.

    • 30 enero, 2012
      Responder

      @Nicté Kono no sabía lo de la moneda… yo nunca he abierto un Omamori ni he metido ninguna moneda dentro. Tengo que preguntar sobre eso

  5. Luis F.
    31 enero, 2012
    Responder

    Aunque estas en España sigues ilustrandonos sobre costumbres japonesas. Curioso lo que nos cuentas sobre los Omamori :-). Saludos.

  6. 31 enero, 2012
    Responder

    Los omamori son un muy buen recuerdo para llevarte cuando visitas distintos sitios de Japón, ya que hay en todas partes y son todos distintos. Yo mismo me hice una buena colección que llevaba colgada en la mochila durante mis viajes (debían pensar que era un peregrino o algo con 9 colgando xD) y son de los mejores recuerdos que me pude llevar.

    Tampoco soy supersticioso, pero es algo que despierta el afán de coleccionismo, como muchas otras cosas en Japón, como podrían ser los sellos tipo pasaporte que hay en muchas estaciones de tren y atracciones turísticas (podrías hablar de ello algún día ;))

  7. 1 febrero, 2012
    Responder

    Yo también soy gran aficionado a los amuletos estos, y suelo llevar siempre alguno encima. Los regalé a mis familiares y amigos en mi boda española, y tengo que decir que varas personas me dijeron después que les había dado mucha suerte. Solo añadir un par de cosas a tu entrada:

    En la mayoría lo que hay dentro es una tablilla de madera. Otras veces hay una tela similar a la del envoltorio. El contenido está bendecido en una ceremonia que se lleva a cabo en el santuario (o templo) todos los años. De ahí que la “caducidad” de la suerte también sea de un año. Teóricamente (yo no lo hago) hay que dejar en el templo (o santuario) el antiguo y comprar otro en la visita del Año Nuevo. Los japoneses otra cosa no, pero comerciales son un rato.

    Yo este año estaba en España y acabo de volver a Japón, así que no he hecho la compra todavía… el año pasado llevaba uno de Hasedera, en Nara. ¿De qué templo compraré este año?

    • 1 febrero, 2012
      Responder

      @ Expatriado Lo de la caducidad lo sabía, se me olvidó comentarlo pero en cualquier caso es algo que no me tomo en serio… en cualquier caso compro nuevos cada año – y si, comerciales, son un rato… sin duda. Nada como la obsolescencia para renovar una compra.

  8. Aki
    1 febrero, 2012
    Responder

    Me ha encantado tu página y la historia de cómo acabaste en Japón. A partir de ahora voy a leerte siempre

  9. tenshi
    2 febrero, 2012
    Responder

    Hola Gato,si hay algo que me gusta de japón,son los omamori,pequeños,coloridos,poderosos,quise comprarme uno aquí en mi pais cuando dí mi examen de aptitud en lengua japonesa y no conseguí(suele haber en los Bon Odori) voy a esperar a marzo a ver como me fue sin esa ayuda extra.Saludos desde Argentina!!!

  10. cristina
    9 febrero, 2012
    Responder

    Hola Gato, acabo de regresar de un viaje a Japon por tres semanas-es la segunda vez que voy- y una vez mas quede fascinada por su cultura.Es todo tan cierto y real lo que contas.Que lastima no haberte leído antes.De todas maneras seguire tus interesantes relatos desde Argentina.Saludos y mucha suerte!!!

  11. marycarita
    21 febrero, 2012
    Responder

    primera vez que posteo, a pezar de que ya leí un par de entradas, no tenia idea de los omamori’s, el dia que viaje a japon recordaré esta entrada y no dudaré en comprarme un omamori

  12. lunatica Mam
    27 marzo, 2012
    Responder

    Una interesante entrada
    tengo una duda si abres un amuleto que ocurre,
    saludos y felicidades por tú blog

    • 27 marzo, 2012
      Responder

      @lunatica Mam ni idea, pero si se que hay que abrirlo para cambiar el papel que hay dentro cada año, así que no creo que sea algo malo. No estoy seguro de si es bueno o no hacerlo en otro momento… nunca he abierto uno.

  13. saray
    21 mayo, 2012
    Responder

    extraordinario tras volver de mi viaje hace tan solo unas horas y traerme mi amuleto omamori del templo Todai-ji y comprobar la importancia de su significado estoy mucho mas contenta JAPON EXPECTACULAR!!!

  14. 18 diciembre, 2012
    Responder

    yo también he comprado tantos en diferentes templos cuando estuve en JApón, desde ahí he llevado uno siempre conmigo en la bolsa y tengo un monedero con todos lo demás que llevo en todos los viajes y suelo tenerlo en mi habitación, un poco freaky… saludos!

  15. 23 abril, 2013
    Responder

    Es interesante, ya habia escuchado antes sobre los Omamori, y cuando vaya a Japón será uno de los amuletos que compraré y será para mi un grato recuerdo que llevare conmigo todo el tiempo.
    PD: Me encanta mucho tu pagina, tu blog, soy seguidor de tus publicaciones desde hace ya un tiempo, gracias por llenarnos de emoción y alegría al mostrarnos todo lo que encierra en Si, el maravilloso mundo de Japón.

  16. Marc
    16 noviembre, 2016
    Responder

    Se puede comprar en http://www.omamori.com

    • 17 noviembre, 2016
      Responder

      @Marc curiosa página, no lo sabía… pero cuestan 3 o 4 veces su precio original

      • Marc
        11 diciembre, 2016
        Responder

        Si ma el precio del Japón no es el precio del mundo

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *