Hanko, el popular sello japonés que aún se utiliza ampliamente y los códigos qr


Sello (hanko) de Takuma Yamazaki
Sello (hanko) diseñado por Takuma Yamazaki.

Los sellos para estampar siempre me han gustado, pero no entré muy en contacto con ellos hasta que visité Japón. Por eso puedes ver uno en esta misma web. Mis profesoras en los seis meses que pasé en una escuela de japonés en Okazaki, prefectura de Aichi, utilizaba también sellos para felicitar un buen trabajo o examen, y para dar ánimos si hace falta mejorar en el estudio. Después, una de las sorpresas que me llamaron más la atención durante mis primeros meses en Tokio, fue que por alguna extraña razón el hanko, un sello que se utiliza para firmar documentos, todavía era muy utilizado en Japón. Es, por decirlo de alguna manera, una de esas particularidades japonesas como el Fax, que por alguna razón en Japón todavía sigue siendo muy utilizado. Por supuesto, pronto me hice con mi propio hanko y me fui a registrarlo, para hacerlo oficial.

Hanko
Hanko, habitualmente vendido con su propio estuche y un poco de tinta, vía Gaijinpot.

Aunque no pude registrar mi nombre escrito en kanji, y mi cara de tonto seguro que aún se recuerda en la oficina del ayuntamiento de Setagaya, es habitual que al poco de vivir en Japón uno tenga que comprar su propio hanko si no te lo han regalado antes, algo bastante común. Yo ya tengo varios. Si uno por ejemplo funda una empresa en Japón, también es necesario crear el hanko de la empresa para firmar documentos.

Publicidad

Para registrar un hanko es necesario a la oficina del ayuntamiento de tu barrio-ciudad (que es como se organizan las instalaciones municipales en Tokio), y una vez que hayas hecho eso, ya puedes firmar con él en cualquier documento, aunque curiosamente no hay ninguna comprobación de si está registrado o no. He firmado cosas muy importantes, con mucho dinero moviéndose, y en ningún momento recuerdo que me hayan perdido una comprobación del registro de ese sello. En muchos sitios es posible firmar como en España, con un bolígrafo, pero sobre todo cuando se trata de un documento relativamente solemne, se requiere utilizar el hanko. Por ejemplo, cuando abrí mi cuenta bancaria, y eso que fue en Citibank, un banco de origen extranjero que hace unos años pasó a ser completamente japonés tras ser adquirido por Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC).

El hanko es el tema de este artículo porque según parece poco a poco ha ido perdiendo relevancia pero existe un hanko especial que realmente le da una utilidad añadida que me parece realmente interesante; un código QR.

Hanko con código QR

Cuando uno utiliza este hanko, además de firmar con su nombre deja un código que, escaneado con la cámara de cualquier smartphone, permite visitar una URL en donde aparece más información sobre esa persona, en una URL en la que esa persona previamente haya preparado lo que quiera mostrar.

Está diseñado por Takuma Yamazaki y me parece especialmente interesante si uno recuerda que los códigos QR que ahora vemos por todas partes, también se originaron en Japón. De alguna manera, así se cierra el ciclo, se fomenta la utilización de los hankos (que siempre me han gustado a pesar de lo extraño que es que se sigan utilizando hoy en día y que sean súper sencillos de falsificar) y al mismo tiempo se añade un poco de tecnología, además de una nota original en cualquier contrato.

Sello (hanko) de Takuma Yamazaki
Sello (hanko) diseñado por Takuma Yamazaki.

Lo único que veo un poco complicado en todo esto es que uno tiene que buscar una URL que sepa que va a permanecer online en el tiempo, y eso en ciertas situaciones puede resultar complicado de conseguir.

En la web del señor Yamazaki no he encontrado manera alguna de conseguir comprar uno de estos hankos, así que parece que diseñó esto más bien como un concepto de diseño. Se me ocurren mejoras; Por ejemplo, en el centro de los códigos QR es posible incluir dibujos o textos sin afectar a la lectura del mismo. Si pusiera ホセ, ni nombre en japonés y el que tengo en mi propio hanko, y a su alrededor el código QR, quizás podría registrarlo y utilizarlo realmente como un sello que además puede llevar a cualquiera que lo vea una página con mi biografía, por ejemplo. No sé si existirá alguna regla en el ayuntamiento que impida registrar un hanko que tenga cualquier otra cosa que no sea el nombre, de la misma manera que no me dejaron registrar mi nombre escrito en kanjis por no tener nacionalidad china, pero si se pudiera hacer, sería divertido.

De hecho, creo que voy a hacerme un sello así de todas maneras, apuntando a ungatonipon.com o a mi cuenta de Twitter, para firmar en documentos no oficiales como felicitaciones de año nuevo (las nengajyō), cumpleaños, etc.

Me enteré de esta idea de los hankos con código QR en la web Spoon Tamago. Un nombre fantástico.

Anterior Presentación de 9 startups japonesas en la Japan Innovation Showcase
Siguiente Ukiyo-e de los Vengadores, superhéroes de hoy en día al estilo de los grabados japoneses del siglo XVII

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *