Hong Kong

Como sabéis, hace una semana pasé unos días en Hong Kong. Hacía tiempo que no viajaba por motivos de placer, y fue toda una experiencia. Tenía muchas expectativas y me volví encantado, habiendo visto más de lo que esperaba… y con 3 kilos más de equipaje, porque la comida, en esta ciudad, es sencillamente espectacular.

Lo que más me llama la atención de Hong Kong, es que nada más sale uno del metro, sufre una auténtica sobre dosis para los sentidos; Eso, es decir mucho, teniendo en cuenta que estoy bastante acostumbrado a ver neones y luces por todas partes tras pasar casi tres años en Tokio. En Hong Kong, es lo mismo pero multiplicado por cinco. Más edificios que son mucho más altos, más neones, más carteles, más sonidos, y algo que no me esperaba, muchos más olores (quizás por eso esta ciudad se escribe con los kanjis de puerto y aroma)… cuando salí del metro en Wan Chai, en donde estaba mi hotel, me quedé con la boca abierta. Clubs con música y terraza en las calles, carteles de gran tamaño que se mantienen en su posición con cables metálicos atados a los edificios, que casi no parecen reales; Entre antiguos y bladerunerianos, me encantó el diseño y el ambiente que crean, sobre todo cuando los encienden por la noche.

Los konbinis, son casi todos de Seven Eleven, aunque vi algún que otro Circle K, y están llenos de productos japoneses. Como ya era casi de noche cuando llegué, dediqué esas pocas horas que le quedaban al primer día a caminar por toda la isla de Hong Kong, desde Wan Chai hasta Cause Way y comprobar por mi mismo la vida que tiene esta ciudad. Las calles, estaban llenas de gente, los taxis pitan, los autobuses de dos plantas aparecen y desaparecen por doquier. Los tranvías, súper estrechos pero también de dos plantas, le dan un encanto especial a la noche.

Una de las cosas que me llamaron mucho la atención y que no había visto ni en Taiwán ni en Japón, es que muchos edificios se reforman con andamios que están montados con… bambú. Tal cual, sin atar al suelo de ninguna manera.

Algunos restaurantes, venden comida a pie de calle, y otros como en el que me metí yo de estilo taiwanés, estaban llenos hasta la bandera. Tras hacer un poco de cola y charlar un poco con una de las camareras (que hablaba japonés bastante bien, curiosamente) pude degustar uno de los Xiaolongbao más ricos que he comido en mi vida (el más rico que he comido en mi vida, lo comí al día siguiente en otro restaurante cerca del hotel…).

Me gustaría expresar en palabras lo rico que estaba pero no puedo – sólo se que salí del restaurante rodando, con una sonrisa en la cara. El precio fue muy razonable. Después de la cena, me dispuse a continuar con el paseo, y eso fue lo que hice el resto de los cinco días que estuve allí… visitar Kowloon y Hong Kong de arriba a abajo.

Hong Kong es una ciudad sin duda curiosa por su mezcla asiática y occidental, en donde no tanta gente como esperaba habla inglés, en donde vivir es cómodo y divertido y las vistas realmente espectaculares, vayas a donde vayas. El Mar, tiene un color muy curioso, verde claro.

Una de las pequeñas decepciones que me llevé fue el supuesto espectáculo de luces de la ciudad; Empieza a las 20:00, y consiste en encender focos de luz y láser de color verde desde la azotea de varios rascacielos y edificios a ambos lados de la bahía entre la isla de Hong Kong y la de Kowloon. La vista desde el paseo de las estrellas en el borde de Kowloon es espectacular al máximo (la escena más ‘bladerunner’ que existe en el Mundo, me atrevería a decir) y los rayos de luz ayudan a impresionar un poquito más, pero pienso que se podría hacer algo realmente mucho más espectacular que lo que hacen, que es realmente lento y a pesar de ser corto (15 minutos) no se pasa muy rápido. Subiendo a Victoria Peak para ver la ciudad desde el otro lado ayuda un poco a comprender por qué: El espectáculo está pensado para ser visto no desde los dos lados, si no ambos lados al mismo tiempo. Este es un timelapse de pocos segundos que he fotografiado desde la costa de Kowloon mientras anochecía, para que os hagáis una idea de lo bonito que estaba todo.

Es un lugar mágico como pocos, creo que me podría tirar horas y horas mirando sin cansarme nunca. Como casi siempre, tiene el inconveniente de que otro par de cientos de personas por lo menos tenían la misma intención que yo y la zona se llenó de gente, hasta el punto de que todo el lado de ‘barandilla’ desde el que se puede ver la vista sin problemas se ocupó completamente y los que se sentaban detrás tuvieron bastantes molestias para ver el espectáculo; Sin embargo, paseando por el paseo de las estrellas, hay mucho más espacio libre para poder disfrutar de las vistas sin tantas molestias.

El paseo de las estrellas, ya que lo menciono, es el paseo marítimo de Kowloon y tiene en el suelo las estrellas y marcas de manos de ilustres Hongkoneses como Jackie Chan o Chow Yun Fat (de Lanma, cerca de HK), por ejemplo. Esta es la de Jackie, del que soy súper fan

Si hace buen tiempo, es una gozada pasear por aquí y tomarse un café. Especialmente recomendado a parejas.

Destaca también una estatua de Bruce Lee.

El paseo por esta avenida da la oportunidad de ver todo tipo de barcos… de contenedores, pasajeros, privados, yates, turísticos y otros que no eran identificables – la bahía está siempre siendo navegada por muchos navíos; en el video del timelapse, podéis ver hasta qué punto tiene tráfico marítimo esta zona.

El metro, también me gustó mucho. Rápido, limpio y fácil de comprender (comparado con el de Tokio, sin duda se puede memorizar rápidamente). Las escaleras mecánicas hacen un sonido al entrar y al salir, como una pinza dando golpes, que ayuda a personas con deficiencias visuales a entender si sube o baja. Llama la atención lo rápido que se mueven las escaleras en el metro (aunque no en otros lugares de la ciudad). Por supuesto, no podía faltar la visita de rigor a Victoria Peak, un punto elevado en las montañas inmediatamente por detrás de Hong Kong desde donde se puede ver la que dicen es la vista nocturna más impresionante del Mundo. En mi opinión, si no lo es, se acerca mucho…

Tardé como dos horas en subir porque la cola para subir al funicular (llamado Peak Tram) que escala la montaña hasta arriba (el primero de Asia) daba la vuelta al edificio de la estación, pero mereció la pena. Arriba, había mucha gente también;

Todo era un poco caótico sobre todo con varios fotógrafos del complejo comercial en donde está el mirador intentando hacer fotos sin que parezca que hay cientos de personas los lados. Si sales del mirador pero luego quieres volver, por ejemplo para ir al baño, asegúrate de que te ponen un sello al salir o tendrás problemas para salir a ver la vista de nuevo. Volviendo al funicular, por cierto, se inclina realmente mucho, es sorprendente. En los 122 años que lleva funcionando, nunca ha tenido un accidente y hoy en día sube a 4 millones de personas al año.

Como última recomendación, me gustaría indicar en dónde no tienes que quedarte a dormir si algún día vas a Hong Kong. Se llama Hotel Empire, en Wan Chai. Es muy viejo (de los hoteles más antiguos de Hong Kong según me contó un chico que era de origen chino pero se había críado en España y me encontré en uno de los muchos saltos en el Star Ferry que cruza la bahía) y no lo restauran… de manera que el secador de pelo no funciona, la TV se apaga sola y se enciende sola cada 10 minutos (cuando se calienta), las paredes tienen ronchones, aunque es una habitación para no fumadores olía mucho a tabaco, el primer día el baño no tenía champú o jabón, y el retrete no funcionaba, el agua que salía no se llevaba nada de recuerdo. La ducha, si uno no está exactamente debajo, tampoco valía para mucho, porque la bomba que lleva el agua a la planta 21 no parecía estar pasando sus mejores días. La tarjeta que te dan para abrir la puerta es la que te lleva a la planta que quieres en el ascensor, pero el sensor del ascensor que detecta la tarjeta tampoco funciona la mitad de las veces, por lo que era habitual ver ascensores llenos de gente intentando hacer funcionando sus tarjetas. Todo esto, a un precio bastante caro… y es lo que tiene haber confiado en su página web, en donde todo parece bonito y dice que hay internet disponible; Lo que no cuenta la web es que internet, es un servicio de pago, y muy caro, unos cuatro Euros al cambio, por una hora de servicio. Cualquiera de las redes Wifi públicas que son accesibles desde la calle cuestan mucho menos (y eso fue lo que utilicé). Una cosa buena si tenía: Los desayunos, buffet libre, estaban muy bien montados y tenían yogures Pascual, con todo escrito en español. Me hizo ilusión volver a comer yogures españoles después de tanto tiempo. Me imagino que habrá hoteles mucho mejores en la ciudad, y espero comprobarlo pronto – en mi primera visita, simplemente, metí la pata, pero compensó por todo lo demás bueno que encontré en este lugar.

Esto es otra de las cosas que me encantó de Hong Kong; Es una ciudad conectada, con redes wifi por todas partes, algo que en Japón, brilla por su ausencia. Hay redes wifi de pago de varias empresas, para que uno se conecte a internet desde el móvil o el ordenador sin ningún tipo de problemas. Las estaciones de metro, las cafeterías, todas las que utilicé, están dentro del rango de una de estas empresas. Yo en concreto utilicé PCCW, que se puede utilizar comprando tarjetas con un usuario / clave que venden en cualquier Seven Eleven, y cuestan 2€ al día. Con esto, pude ir utilizando Twitter o comprobando el correo según me movía. Además, en algunos lugares como en el Aeropuerto de Hong Kong, es posible utilizar Wi-Fi con acceso a internet, gratuitamente.

En definitiva, me gustó mucho el viaje y lo pasé genial. Para vivir, prefiero un lugar como Madrid o Tokio sin duda, pero como turista se que volveré a Hong Kong más veces. De hecho, no me importaría para nada pasarme una temporadita allí también, pero todo no puede ser…

Podéis encontrar más fotos que hice de Hong Kong en este set que he creado en Flickr.

21 Comentarios en “Hong Kong”


  • Yo tambien he estado en Hong Kong varias veces y es, posiblemente, mi megaciudad favorita. Lo tienes todo y la mezcla occidental-oriental provoca sensaciones increíbles.

  • Un recorrido completito que te pegaste. Aun quedan cositas por ver para la próxima o revisitar los sitios por lo que ya pasaste. Me alegro que te dejara un buen sabor de boca

    Un saludo!

    • @ jisampedro si, la verdad es que acabé bastante agotado… y claro que quedan sitios por ver – Shenzhen también, más lugares de Macao, e islas cercanas como Lantau… ya te daré la tabarra de nuevo un día de estos. Por cierto, lo mismo te digo, a ver cuándo te pasas por aquí a re-visitar sitios, que Japón tiene mucho que ver también. Un saludote!

      @ Siete de Nueve pues a tí te conocí en Japón así que tampoco viajas tan poco, no? Tienes toda la vida para visitar muchos sitios en Asia!

      @ HeliosHyperion si, merece la pena. A mi me pasa al revés, un día de estos tengo que ir a America a ver qué tal.

      @ Gonza no, no dejé que me amargara, pero me dolió mucho en el bolsillo… ya que es más caro que otros, esperaba algo mejor, pagar por algo que no era lo que esperaba fue duro, pero no me amargó el viaje para nada. Un saludo hasta Uruguay!

      @ Cindy Karely Gracias, me alegro de que te gustase el video, aunque es corto, fueron dos horas y más e 1000 fotos – gracias por tu primer comentario.

      @ Nauzet gracias! Si quieres ver el resto de fotos de esa serie, tienes el enlace al set de Flickr que las contiene al final del post.

  • Desde luego…

    Uno siempre tan con envidia de todos esos viajes que os pegais….

    Envidia sana ehhh

    Siete

  • parece un lugar realmente sorprendente, estoy deseando tener el tiempo y el dinero para perderme por asia

  • Ya habia escuchado que esta ciudad es increible, vi hace tiempo un especial de la ciudad con Chackie Chan como guia. Increible que esta ciudad este en estos momentos con estas dimensiones de calidad y de belleza, otra es la imagen que dio las peliculas de Van Dame en las viejas peliculas de artes marciales de los 80´s.

  • Excelente post!
    Interesantísimo según contás.
    Esas cosas (por el hotel) pasan, no hay que amargarse un viaje por eso.
    Te felicito por encarar el paseo de esa manera tan alegre.
    Te saludo con sana envidia desde Uruguay

  • WOOOOW!!! el video que hiciste estuvo genialisimo,
    ame esta entrada, como en general amo tu blog,
    primera vez que me atrevo a comentar xD haha

    Saludos.

  • Las primeras fotos del post son impresionantes, muy buen post, habrá que ahorrar para una escapada por tierras hongkonesas y tirar de @jsampedro para que nos haga de guía.

  • Que gran entrada!
    Es uno de los viajes que tenía pensado para este año, aunque he tenido que posponer por la crisis, pero espero que no tarde mucho en hacerlo. Gracias a tu post me han vuelto a entrar unas ganas tremendas!!
    Saludos!

  • Sabia que te iba a gustar!!! LO SABIA! HK es increible, y desde luego es mi ciudad favorita con diferencia, aunque yo no tube problemas con el ingles… un 90% lo habla relativamente bien. Este año repito , de echo salgo el sabado para alla por segundo año consecutivo!

    • @ sergiosoriano si, ya se que a ti te encanta y a mi en inglés me atendieron en varios sitios pero en muchos restaurantes a menudo tenían que llamar al camarero que sabe inglés, o en algunas tiendas… supongo que me metí en lugares raros, pero bueno al menos si que hay más gente que habla inglés en comparación con Tokio (en donde afortunadamente no necesito utilizarlo). Yo me esperaba que todo el mundo hablara inglés en HK, teniendo en cuenta su pasado, pero estaba equivocado. Pero casi que me gusta más así

  • ¡Hola Gato!

    En primer lugar, felicidades por tu blog. Me encantan las bitácoras como la tuya: informativas, divertidas y con personalidad.

    Después de esta pequeña introducción “pelotillera” :-), me gustaría contarte un truco que a mí me ha funcionado bastante bien, en mis viajes por todo el mundo.

    Antes de reservar una habitación de hotel me meto en Tripadvisor para ver la posición que ocupa dentro del ranking de los establecimientos hoteleros de la zona.

    Si no me equivoco, el hotel en el que te alojaste es este: http://bit.ly/duBr57. Si te fijas en su “TripAdvisor Popularity Index” (arriba a la derecha), verás que ocupa la posición #125 de 254 hoteles en Hong Kong.

    Yo suelo elegir hoteles que están dentro del 25% mejor valorados (que no tienen por qué ser los más caros) y, hasta la fecha, este pequeño truco me ha funcionado bastante bien.

    Espero que esta info te resulte de utilidad.

    Un saludo desde Londres.
    Mauro

    • @Mauro muchas gracias por el truco… no lo conocía… y utilizas internet para conseguir una buena idea de lo que es realmente (ya que es complicado que muchas personas voten mal a un hotel, si es bueno). ¡Gracias! Sin duda lo utilizaré en mis viajes en el futuro

  • Buena experiencia la de Hong Kong, espero visitarla algún día. Quizás puedan mejorar el show de las luces como dices, pero ya de por sí es bien interesante y llamativo ahora, por lo que se ve.

  • La verdad es que parece que, quitando el hotel, tuviste una buena experiencia no? Yo tengo muchas ganas de ir a China en general y a HK en particular. Tiene que ser increible!

    • @uvepece si, menos el hotel (que fue culpa mía por no buscar mejor, leer reviews etc) todo lo demás perfecto, lo pasé en grande en Hong Kong, tienes que ir

  • hola gato, perdona que te moleste, pero acabo de perder mi camara de video en el asiento de la JR Kioto line, a las 9:40 pm y no se que hacer, todo iba fantastico, pero me he llevado un disgusto…Sobre todo por la grabacion…UN saludo y espero respuesta lo antes posible, gracias

    • @vanesa no he leído tu comentario hasta ahora, estaba durmiendo cuando lo enviastes. Pregunta al jefe de estación de cualquiera de las estaciones de la línea en donde estás. Ellos llamarán al jefe ‘general’ y buscarán tu cámara en el tren o en las oficinas de objetos perdidos. Sinceramente, lo más probable es que no la puedas conseguir pero hay posibilidades de que cuando el tren llegara al final del trayecto el revisor que comprueba que no hay nadie en el tren la haya encontrado… si se ha dado ese caso, la cámara estará en la última estación o en una oficina de objetos perdidos. También es posible que algún pasajero la haya llevado al jefe de estación. Tienes que dejarles alguna manera de contactar contigo si no la encuentran al momento – tu hotel, email etc – pero lo primero es notificar que la has perdido y el tren en el que ibas, vagón etc – cualquier detalle ayuda. Ánimo…

Publica un comentario

 
Publicidad
Sígueme en Twitter :)

Mis videos

Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr
Fotografías que voy subiendo y compartiendo en Flickr

Categorías

Hanko (sello) de UnGatoNipón
Publicidad