Por qué no se pueden utilizar los retretes eléctricos japoneses en España


Retrete Multiclin de Roca

Muchos de los amigos y familiares que tengo que han visitado Japón alguna vez, se han enamorado de los retretes computerizados o incluso robóticos que hay allí en cualquier hotel, vivienda o restaurante. En este mismo blog he hablado de esos retretes en más de una ocasión, y la verdad, es que es una de las cosas de la vida cotidiana en Japón que más se echan de menos cuando no estás allí.

Panel de control avanzado del super retrete japonés

La verdad, es que estos retretes, o más concretamente la taza, se pueden comprar en cualquier gran superficie de electrónica como Bic Camera o Yodobashi Camera. Tienen un tamaño que permite llevárselo en la maleta o facturarlo en el Avión sin ningún problema. Sin embargo, eso no quiere decir que podamos usarlos en España o cualquier otro país occidental, ya que hay tres grandes inconvenientes;

  • El voltaje del aparato no es el mismo. Me imagino que todos estaremos de acuerdo en que no es buena idea sentarnos sin pantalones en un aparato de 100v conectado a 220v. En Japón se utiliza un voltaje de 100 a 110v, y en España y muchos otros países de Europa, 220v. Es algo habitual desde hace muchas décadas y afortunadamente tiene una fácil solución. Generalmente, estos retretes tienen un transformador al otro extremo del cable, en el enchufe que se conecta a la pared. Este transformador puede ser reemplazado por uno de tu país, siempre y cuando encuentres uno que pueda dar la corriente continua con el amperaje y polaridad adecuados a la taza de WC que has comprado. Es por esto muy importante informarse antes de comprarlo, pero ya te aviso de antemano; siendo extranjero, sobre todo si no hablas japonés, pedirle a un dependiente de Yodobashi Camera que te explique qué voltaje saca el transformador del retrete que quieres comprar es como pedirle peras al olmo… muy probablemente no va a saber contestarte, y muy probablemente tampoco querrá, porque no recomiendan modificar ningún aparato. Además, estos transformadores, generalmente, van unidos al cable de la unidad, no tienen un conector… que te tendrías que hacer tú también, o empalmar cables bien, con un buen aislamiento si no lo quieres dañar. Ten en cuenta que ese lugar es también una zona húmeda propensa a salpicaduras, y el agua, sobre todo si está contaminada con otras cosas que la hagan más conductora de la electricidad, nunca es buena amiga de ningún aparato
  • Un enchufe al lado del retrete. En España, no se suelen poner enchufes al lado del retrete, y si tienes uno cerca, está en una zona visible, en donde no quieres poner un cable que vaya a la taza de tu retrete. Sólo haciendo obra en la pared y añadiendo un enchufe abajo, por detrás o al lado del retrete, lo puedes solucionar. Esto es muy molesto, pero es fácil de solucionar
  • Los agujeros de la taza no encajan. En Japón, las tazas de los retretes utilizan dos anclajes, como en España. Pero la distancia entre esos dos agujeros no es la misma. Eso quiere decir que incluso si consigues traer tu taza de WC a España, no podrás ponerla tal cual al WC que tengas. Hace falta una especie de adaptador, o una manera de agarrarla bien a la taza, algo harto complicado porque se te sientas en cima, con tu peso, es fácil que se mueva. Olvídate por lo tanto de pegamentos sobre porcelana y cosas así. Éste es probablemente el problema más difícil de solventar.
  • Si consigues superar todos los inconvenientes anteriores, te queda el último. Si compras una taza de retrete en Japón, todos los botones estarán escritos en japonés. Esto, aunque puede ser muy divertido para el que se sienta y no saben qué hace cada uno, también puede ser molesto para algunos. Te tocaría poner etiquetas que identifiquen qué hace cada botón. Los dos artículos que he mencionado antes te dan una pista de lo que hace cada botón en un modelo bastante sencillo de retrete eléctrico japonés.

Como ves, la situación no es tan sencilla como parece. Hay inconvenientes de todo tipo en el camino a conseguir el retrete de tus sueños en tierras occidentales. Pero hay otras soluciones.

Una, es comprar un retrete para el extranjero. En Yodobashi Camera venden un modelo con voltaje de 100 a 220v, y también con los botones en inglés. Sólo tiene dos problemas; No es tan avanzado como los modelos japoneses, a pesar de lo cual es el doble de caro. Los he visto por 50.000 yen, unos 445 Euros al cambio actual, cuando el Yen está bastante revalorizado. Hace un par de años pasaba de los 600 Euros.

Retrete Multiclin de Roca

También está la solución de comprarlo en España. Efectivamente, parece que la famosa marca Roca, el Toto español, llegó hace años a un acuerdo con el fabricante de retretes eléctricos japonés Inax, y vende modelos adaptados a nuestro mercado, con el retrete inodoro ya incluído o sólo la taza. Los llaman Smart Toilets (ahora cualquier cosa con electricidad es Smart) y hacen básicamente lo mismo que los japoneses, funcionan en España sin problemas encajando con los agujeros que tengas y el voltaje no será un problema. Sólo tienen un pero; Cuestan mucho más dinero que en Japón… mientras que una taza eléctrica normalita pero maja cuesta unos 20.000 yen en Japón (unos 178 Euros) en España cuesta entre 600 y 850 Euros. Es el precio que tiene no complicarse la vida.

Actualización: En este otro artículo me animo a adaptar un WC eléctrico japonés para ser utilizado en España.

Anterior El ambiente de Tokio perfectamente captado en este vídeo de Dave Powell
Siguiente El negocio de los hosuto: Chicos de compañía

11 Comentarios

  1. Iván
    17 Agosto, 2016
    Responder

    Yo me he traído uno y lo he podido instalar.

    Muy contento con él

    • Rockefeller
      3 Septiembre, 2016
      Responder

      A ver si algún día nos pasamos por tu casa y nos lo dejas probar

      • Ivan
        6 Septiembre, 2016
        Responder

        Eso esta hecho

  2. Gabriel
    4 Septiembre, 2016
    Responder

    Hola, en ebay venden montones de estos aparatos que creo vienen de Alemania y te envian a España. Funcionan con 220V, cuestan apenas un poco mas que los de Japón (unos 200/300 euros), el tamaño de la taza y los anclajes coincide, vienen con dibujos en los botones (sin texto) y calientan el agua por su cuenta, así que sólo necesitas conectarlo a la electricidad (usando cable canal no queda mal) y al agua fría del tanque del retrete.

    Saludos!

  3. Danieru
    4 Septiembre, 2016
    Responder

    Yo me instalé el de Roca en casa por unos 450€, no salía tan caro como dices, de verdad. Aunque hace 4 años de esto, quizá Roca haya decidido subir los precios. O quizá pillé una buena oferta. Es un lujo de los que merecen la pena.

  4. josemicoronil
    4 Septiembre, 2016
    Responder

    Hola, que tal.
    Te comento lo siguiente: En cuanto a los problemas eléctricos no creo que haya problemas con dichos inodoros por que siempre se pueden usar transformadores de 110V a 220V, y en cuanto al tema electricidad y cuartos de bajo en España, si no se ha dejado toma de electricidad siempre se puede hacer una regola y pasar tubos eléctricos corrugados desde donde esté el inodoro a la caja de registro a usar.
    El hecho de que esté en japonés no creo que sea problema debido a que todos llevan símbolos, y en caso de que venga alguien de fuera le puedes decir cómo va la cosa por encima.
    Un saludo.

  5. vicente
    4 Septiembre, 2016
    Responder

    ¿Y no es un tanto peligroso tener la electricidad tan cerca de un sitio “húmedo”?. Creo que la tendencia, al menos en España, es de alejar la electricidad de las fuentes de agua.

  6. banzai
    26 Septiembre, 2016
    Responder

    Yo he pillado uno de estes que no requieren electricidad para funcionar
    http://conbinijapan.com/proddesc.php?cat=8&pid=139917-849734

    si tuviera toma de agua caliente en el baño creo que se podría solucionar esa parte. Espero tenerlo en 2 semanas y comento que tal funciona

  7. […] unos meses os conté las razones por las que los famosos WC computerizados japoneses no se podían utilizar en España, o dicho de otra manera, en casi cualquier lugar fuera de Japón. El artículo fue meneado por […]

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *